Oficialmente prohibido desde 1974, los impuestos siguen afectando a los norcoreanos de diferentes formas.


Por Kim Yoo-sung
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.nknews.org/2015/04/read-my-lips-dont-believe-north-koreas-no-taxes-talk/

[Nota del traductor: Este artículo pertenece a la serie “Pregunta a un norcoreano”]

Esta semana Shuang Lin de Chengdu (ciudad china.-ntd) pregunta:

Escuché que no hay un sistema impositivo en Corea del Norte. ¿Es esto cierto?

Sí, tienes razón: oficialmente no existe un sistema tributario en Corea del Norte. El 21 de marzo de 1974, la Asamblea Popular Suprema declaró que todas las formas de impuestos se abolieran en Corea del Norte. A día de hoy, Corea del Norte celebra el “Día de la abolición del sistema impositivo” el 1 de abril, el día en que la ley entró en vigencia ese mismo año.

Sin embargo, Corea del Norte todavía recauda impuestos de las personas, llamándolo de otra manera. Es cierto que no pagan directamente al gobierno, pero extorsiona a la mayoría de los bienes y mano de obra que la gente produce y ofrece. En resumen, Corea del Norte recauda más impuestos de su gente que en cualquier otro lugar.

Los norcoreanos ya no están obligados a dar una parte de sus ingresos al gobierno, pero se ven obligados a ofrecer mano de obra gratuita, y si los norcoreanos tuvieran que elegir, preferirían pagar impuestos como en otros países en lugar de tener que ofrecer mano de obra y no recibir nada a cambio.

El año pasado (este articulo es de 2015.-ndt), el gobierno de Corea del Norte anunció que extorsionaría solo el 70 por ciento de la producción de los cultivos y que se les permitiría a los ciudadanos consumir el 30 por ciento de lo que producen para sí mismos. Por supuesto, el gobierno de Corea del Norte agregó que la cantidad que extorsionan se reduciría al 50 por ciento de la cosecha cuando mejore la economía del país.

Nadie los cree, por supuesto. ¿Por qué iban a hacerlo, cuando los norcoreanos trabajan tan duro todos los días pero el gobierno dice que solo tienen derecho al 30 por ciento de lo que producen a través de su trabajo?

Es ridículo que Kim Jong Un haga tales declaraciones, como si estuviera haciendo un gran favor al permitir que las personas conserven el 30 por ciento de sus propias cosechas. La verdadera razón por la que expropian una gran parte de los cultivos es evitar que el mercado negro crezca.

Cuando Corea del Norte “oficialmente” abolió el sistema impositivo en 1974, el gobierno a bombo y platillo iba anunciando que: “Fue un gran salto adelante del antiguo sistema y del cambio histórico para hacer realidad el sueño de los coreanos”. Va más allá , diciendo que no tuvieron que revivir el sistema impositivo durante la Gran Hambruna gracias a la política benévola y el liderazgo de Kim Jong Il.

Sin embargo, desde 2000, Corea del Norte ha estado recaudando impuestos de su pueblo, solo que tienen un nombre diferente para recaudar dinero de su gente.

Para empeorar las cosas, la economía de Corea del Norte ha sufrido aún más a raíz de las sanciones de los Estados Unidos y los desastres naturales. En condiciones tan desesperadas, tanto los gobiernos centrales como los regionales de Corea del Norte enfrentaron serias deudas y dificultades economicas. No tuvieron más remedio que comenzar a recaudar dinero de la gente. Por lo tanto, comenzaron a cobrarles a las personas por usar electricidad y agua, así como por alquilar propiedades o tierras. Hicieron que todos pagaran la misma cantidad de dinero sin importar cuánto usaron.

Esto no es muy diferente del sistema impositivo en los estados capitalistas, sin embargo, existen diferencias. Primero, es cierto que el gobierno de Corea del Norte comenzó a recaudar dinero de su pueblo para usar electricidad, agua, etc. Aún así, la cantidad de ingresos fiscales recaudados es mucho menor que en los estados capitalistas. En segundo lugar, en la mayoría de los países capitalistas, como Corea del Sur, las personas más ricas pagan mayores cantidades de impuestos que las personas que ganan menos. Pero en Corea del Norte, todos pagan una cantidad igual de dinero de impuestos. Estas dos cosas son las grandes diferencias en cómo funciona el sistema tributario entre Corea del Norte y otros países.

Oficialmente, Corea del Norte declara que no tiene sistema impositivo porque se decantó por el fin del sistema impositivo en 1974. Pero cuando se mira de cerca, Corea del Norte cobra impuestos como nadie.