Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15057&cataId=nk01500

Por primera vez, las autoridades de Corea del Norte están vendiendo acceso a una estación de televisión en busca de divisas. El canal Mansudae, que a veces transmite películas y espectáculos extranjeros, anteriormente solo estaba disponible para los residentes de élite de Pyongyang.

“Mientras que muchos residentes están pasando por un momento difícil económicamente en estos días, los ricos están pagando mucho por suscribirse al canal Mansudae”, dijo una fuente interna en la provincia sur de Hwanghae durante una llamada telefónica con Daily NK el 9 de marzo.

Según la fuente, el canal de televisión disponible para todos los norcoreanos es la Televisión Central de Joseon (Corea). Sin embargo, hay otros canales disponibles para poblaciones selectas. Solo aquellos que residen en Pyongyang tienen acceso a la estación de transmisión de Mansudae, la estación de educación y cultura y la estación de Kaeson. La estación de Mansudae muestra viejas películas extranjeras de China y Europa del Este todos los viernes y sábados por la noche. Se dice que la demanda de dicho contenido es alta.

“En las provincias Hwanghae del Norte y del Sur, no recibimos la señal del canal Kaeson con mucha claridad, por lo que algunas personas están mostrando interés en el canal Mansudae. Además, la Televisión Central de Corea muestra muchas repeticiones y no es muy entretenida, por lo que comparativamente, Mansudae es mucho más popular. Puede obtener algunas noticias del mundo exterior y ver películas extranjeras”, explicó la fuente.

En vistazo más cercana, resulta evidente que la principal motivación de las autoridades de Corea del Norte para permitir a los residentes comprar el acceso al canal es adquirir más divisas.

“La tarifa de instalación para acceder a esta estación es de 650 yuanes (un poco más de 100 dólares)”, dijo la fuente. “El hecho de que la tarifa sea aceptada en yuan y no en won norcoreano es evidencia de que se trata de una operación de generación de divisas”.

A los precios actuales, 650 yuanes son suficientes para comprar alrededor de 200 kilogramos de arroz. Esa no es una tarifa pequeña cuando se coloca en el contexto del poder adquisitivo promedio de Corea del Norte. Sin embargo, una fuente en la provincia de Hwanghae del Norte agregó: “En las regiones fronterizas, actualmente hay personas que ganan una buena cantidad de dinero y están interesadas en instalar la estación Mansudae”.

“Las autoridades han anticipado que ciertas personas de Corea del Norte estarán dispuestas y podrán comprar la suscripción a este precio. Esto significa que las autoridades tienen una comprensión firme del hecho de que las películas extranjeras se han vuelto más populares con el tiempo”, explicó.

La maniobra podría ser contraproducente porque el acceso adicional al contenido extranjero podría estimular la curiosidad de la gente por más, una posible fuente de dificultades para las autoridades.

“Las autoridades están utilizando todos los métodos y dispositivos de su arsenal para impedir que los residentes accedan a información extranjera. Pero ahora están admitiendo que necesitan otorgar de mala gana permiso para distribuir más y más fuentes de información extranjera”, dijo un desertor de Corea del Norte bajo condición de anonimato.

“Las películas que antes miraban en secreto ahora están formando parte de la corriente principal, y las autoridades lo permiten. Esto estimulará la demanda de información extranjera a un nivel aún mayor”.