Por Seol Song Ah
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15069&cataId=nk01500

Las autoridades de Corea del Norte han anunciado muy livianamente la muerte repentina de un ciudadano chino encarcelado en un campo de trabajos forzados en Sariwon (provincia de Hwanghae del Norte), supuestamente debido a una enfermedad. El hombre cumplía una condena allí después de haber sido acusado de vender “secretos de estado” norcoreanos a Corea del Sur hace tres años.

Una fuente en la provincia de Hwanghae del Norte informó a Daily NK el 19 de marzo sobre la muerte del hombre, diciendo que su familia vive en la provincia de Pyongan del Norte y que fue arrestado mientras cruzaba la frontera china en uno de sus frecuentes viajes de negocios.

“Los norcoreanos generalmente consideran que las condiciones de encarcelamiento para los extranjeros son (comparativamente) decentes, aunque parece que las condiciones carcelarias para esta persona acomodada china no eran buenas”, dijo la fuente.

Daily NK informó por primera vez sobre el arresto e interrogatorio de alrededor de 100 “hwagyo” (el término coreano usado para referirse a los chinos que viven fuera de China) en Corea del Norte a finales de 2015. A pesar de las fuertes protestas de los funcionarios chinos en ese momento, se confirmó que un gran número de los interrogados finalmente fueron enviados a campos de trabajo forzado.

Según la fuente, el hombre chino que murió recientemente bajo custodia había estado operando un gran negocio mientras viajaba de ida y vuelta entre China y su casa en la provincia de Pyongan del Norte desde la década de 1990. Según los informes, fue arrestado por funcionarios norcoreanos en 2015 como sospechoso de comunicarse con agentes extranjeros sobre asuntos internos de Corea del Norte durante sus viajes a China.

“Las autoridades trataron de mantener su detención en secreto y no proporcionaron a su familia ninguna información sobre su encarcelamiento o la duración de la sentencia”, dijo la fuente. “Sin embargo, recientemente les informaron sobre su muerte, supuestamente debido a una ‘enfermedad’, y le devolvieron su cuerpo”.

Las autoridades no dieron más detalles sobre la causa de la muerte más allá del afirmacion de fallecer por “enfermedad”.

Una fuente independiente en la provincia norteña de Hwanghae, con conocimiento del incidente, dijo que la esposa del hombre podría presentar una queja sobre el asunto si también fuera una “hwagyo”, pero que su condición de norcoreana común le impide hacerlo.

“Sus otros familiares también podrían verse amenazados (por el gobierno) si habla sobre el incidente, por lo que actualmente se está quedando callada”, dijo.

“Las parejas casadas que incluyen a un norcoreano y un ‘hwagyo’ no pueden hablar libremente. Cada vez más de este tipo de parejas deciden empacar y trasladarse a China debido a quejas sobre este tipo de tratamiento”.