Por Jay Song
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://sinonk.com/2018/02/26/onward-migration-why-do-north-korean-migrants-leave-south-korea/

[Imagen superior: “Cámaras del Parlamento”, una serie de pinturas al óleo de Claude Monet (la que se muestra aquí es “Trouée de soleil dans le brouillard” o “Luz del sol en la niebla”), da una impresión de Londres en la distancia. El Reino Unido, un destino preferido para muchos migrantes norcoreanos, también distante para aquellos en el noreste de Asia. | Imagen: Wikicommons]

Para los norcoreanos que consideran una nueva vida en Corea del Sur, hay dos narrativas básicas y competitivas: Corea del Sur es la tierra de leche y miel, o es un lugar de explotación capitalista y desigualdad basada en clases ( Sino-NK ha estudiado este debate últimamente). Ninguno de los dos es completamente cierto, pero hay núcleos de verdad en ambas narraciones.

Por un lado, como indica un cuerpo en desarrollo de literatura, muchos migrantes norcoreanos se están integrando con éxito en la sociedad democrática de Corea del Sur. Sin embargo, no todos se integran. Muchos buscan la migración y el asilo secundario después de su llegada a Corea del Sur. Este fenómeno puede parecer desconcertante al principio, pero la decisión de renunciar al reasentamiento en Corea del Sur tiene una clara justificación. Su decisión de salir o marcharse pone de relieve un conflicto muy real que enfrentan muchos migrantes norcoreanos. Reflexionando sobre varios años de trabajo de campo en el Reino Unido, donde muchos inmigrantes optaron por emigrar, el Dr. Jay Song (Universidad de Melbourne) comparte lo que descubrió sobre los migrantes norcoreanos que abandonan Corea del Sur. – Steven Denney, Editor Senior

Migración progresiva: ¿Por qué los migrantes norcoreanos salen de Corea del Sur?

Por Jay Song

¿Por qué los norcoreanos se van de Corea del Sur? Después de todas las grandes dificultades para escapar de la represión política y del hambre en Corea del Norte, recorrer China, Tailandia y Laos, y luego restablecerse en un país que proporciona un apoyo relativamente importante para el reasentamiento, aún así decidieron seguir adelante. El número de solicitantes de asilo secundarios de norcoreanos de Corea del Sur ha crecido marcadamente en la última década. Entre los principales destinos, más de mil solicitudes de status de refugiado se presentaron en el Reino Unido (Reino Unido) entre 2000 y 2015 (ver la imagen a continuación). A partir de 2011, realicé entrevistas semiestructuradas durante 6 años, grupos centrados en debates y observación participativa de norcoreanos en el Reino Unido para comprender las motivaciones y los métodos de sus viajes desde Corea del Sur. Los hallazgos de este estudio fueron publicados recientemente en Migration Studies .

002

Lo que encontré fue a la vez triste y sorprendente, y algo vergonzoso como investigador surcoreano. Muchos norcoreanos describen un techo de cristal en Corea del Sur para los coreanos nacidos en la RPDC: discriminación basada en su lugar de   origen y falta de aptitudes para una vida capitalista. Mi coautor, Markus Bell, hace tiempo que considera que la movilidad social para los migrantes norcoreanos reasentados es limitada en Corea del Sur. Estos desafíos fueron suficientes para motivar a los norcoreanos a buscar asilo secundario en un país donde no pueden hablar su idioma nativo abiertamente. Buscaron oportunidades para mejorar sus condiciones de vida, bienestar y educación de sus hijos en el Reino Unido. Estos son los factores disuasivos que explican el movimiento transnacional de norcoreanos.

Además, descubrí que los intermediarios desempeñan un papel crucial en este proceso de migración. Después de muchos años de fomentar la confianza, logré acceder a ellos y a sus historias en gran parte no contadas sobre cómo reclutaron a posibles solicitantes de asilo que desean reasentarse en el Reino Unido. No formaban parte de bandas criminales, sino personas comunes con redes sociales densas. Son inteligentes, aventureros y receptivos a entornos complejos. Alimentaban la información a través de redes personales y profesionales y reclutaban a los norcoreanos que buscaban mejores oportunidades en otros lugares, tan aventureros e inteligentes como los intermediarios mismos.

Los laicos, y muchos académicos bien informados, tienden a ver a los norcoreanos como víctimas indefensas de los dictadores asiáticos que necesitan salvadores. Este es un estereotipo desafortunado. Los refugiados son seres humanos muy inteligentes con su propia agenda para emplear sus múltiples aptitudes y desplazarse cuando y donde puedan. Los norcoreanos que conocí en el Reino Unido no eran pobres en Corea del Sur. Estaban mejor que los norcoreanos promedio. Eran subjetivamente más felices (la tasa de suicidios entre los norcoreanos en Corea del Sur es 3-4 veces más alta que el promedio nacional) y más emprendedores (el desempleo y la falta de aptitudes para el empleo son barreras para muchos norcoreanos). Estaban bien conectados, bien financiados y suficientemente educados. Estos rasgos les permitieron viajar hasta el Reino Unido para solicitar el status de refugiado. Ellos son verdaderos supervivientes. Irónicamente, a muchos de los que cuentan su historia, académicos y no académicos, no les gustan las historias de supervivencia. Prefieren las historias de los norcoreanos como víctimas pobres e indefensas.

La vida de Corea del Norte en el Reino Unido, sin embargo, viene con su propio conjunto de desafíos. El idioma es un obstáculo obvio para los recién llegados, pero la segunda generación de migrantes norcoreanos reasentados aprenden el inglés muy rápidamente. Algunos hablan con acento británico perfecto. También existen fricciones coétnicas o ideológicas entre los propios norcoreanos, con los chino-coreanos y con los surcoreanos nativos. La fricción entre los norcoreanos y los chino-coreanos es especialmente alta ya que ambos compiten por el trabajo con los empresarios de Corea del Sur. De manera más sustancial, muchos norcoreanos están a favor del sistema socialista sobre el capitalismo de libre mercado. (Con sus mayores protecciones sociales y regulaciones de mercado, el Reino Unido es visto como un destino preferencial, algunos me dijeron). Por último, mantener una identidad coreana era una preocupación para algunos padres norcoreanos cuyos hijos nacieron en Corea del Sur, pero criados en el Reino Unido.

Ha sido un viaje fascinante para mí como investigador ver cómo mis compatriotas coreanos del norte han sobrevivido más allá de la península de Corea. En el futuro, tengo la intención de comparar las comunidades de la diáspora de Corea del Norte en el Reino Unido, Canadá y Australia, para ver cómo difieren sus motivaciones y modos.