Por Daily NK
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=15026&cataId=nk01500

002Las autoridades de Corea del Norte están explotando una laguna en las sanciones internacionales mediante el uso de estudiantes universitarias de Pyongyang como trabajadoras de restaurantes en China en lugar de trabajadores “oficiales”. Imagen: Daily NK

DailyNK se enteró de que el régimen norcoreano está enviando estudiantes de la Universidad de Comercio Jang Chol Gu de Pyongyang para ganar divisas en restaurantes en la ciudad fronteriza china de Dandong.

DailyNK recientemente envió un equipo especial de investigación a Dandong, donde se enteró de que los estudiantes de la universidad deben completar un período obligatorio de dos años trabajando en un restaurante en China después de completar dos años de entrenamiento en Pyongyang. El trabajo se llama “experiencia práctica”, para parecer similar a los programas de interinos administrados por algunas universidades en otros países.

Las autoridades de Corea del Norte parecen haber lanzado el programa de trabajadores de restaurantes en 2014, y lo están ejecutando de forma similar a otros programas laborales en el extranjero, lo que limita la libertad de movimiento de sus trabajadores y desvían la mayoría de sus salarios.

Las sanciones de la ONU han convertido a los trabajadores de Corea del Norte en el exterior en un foco primario en los últimos años. La Resolución de Sanciones 2371 prohíbe a Corea del Norte iniciar nuevos contratos para sus trabajadores en el extranjero, mientras que la Resolución 2375 estipula que las personas con contratos existentes deben regresar al Norte inmediatamente al final de sus contratos. Finalmente, la Resolución 2397 aprobada a fines de 2017 exige que todos los trabajadores en el extranjero regresen a sus hogares dentro de los dos años siguientes.

Sin embargo, las autoridades norcoreanas están eludiendo estas sanciones enviando estudiantes universitarios, en lugar de trabajadores oficiales, a trabajar en los restaurantes.

Nueva generación, nuevas actitudes

Cuando el equipo DailyNK se acercó a un restaurante norcoreano en la ciudad de Dandong, fueron recibidos con banderas ondeando de Corea del Norte y China y una gran publicidad que instaba a los clientes a ver una “actuación de las chicas de Pyongyang”.

En el interior, había numerosos clientes chinos que parecían aparentaban tener alrededor de 20 años, así como jóvenes estudiantes universitarias de Corea del Norte junto con norcoreanos atendiendo a los clientes. Las estudiantes usaban su atuendo formal de la universidad, que en realidad son hanbok blanco y azul, el atuendo coreano tradicional que se usa principalmente en ocasiones especiales en Corea del Sur.

Cuando el equipo les dijo a los norcoreanos que eran de Corea del Sur, no se inmutaron y le dieron la bienvenida al equipo. Cuando se les preguntó si vendían algún alcohol surcoreano, una camarera respondió: “¿Alcohol de Corea del Sur? ¿Por qué? Sí, lo hacemos” en el dialecto de Corea del Norte.

Las camareras también parecían más desinhibidas y entusiastas que otras trabajadoras norcoreanas que el equipo conoció en un restaurante en Jilin tres años antes. Uno incluso preguntó: “¿Le está yendo bien a Corea del Sur en los Juegos Olímpicos?” mostrando un interés directo. Aún más sorprendente, cuando un miembro del equipo le preguntó a una joven si le gustaría visitar Seúl, respondió positivamente: “Sí, me gustaría ir”.

Al darse cuenta de que las chicas llevaban tacones de 10 cm, un miembro del equipo les preguntó si podían sentarse cuando no había clientes. “No podemos sentarnos”, respondió con una sonrisa.

003Cuando se le preguntó si le permitieron usar zapatos más cómodos, una de las camareras de Corea del Norte respondió: “No tengo permitido hacerlo porque estoy usando falda. Imagen: Daily NK

Limitaciones al estilo de vida

Los trabajadores norcoreanos en el restaurante estaban evidentemente bien entrenados para leer con fluidez el menú y completar el proceso de pedido en chino. “Estudiamos chino todas las noches después del trabajo”, respondió una joven cuando se le preguntó si aprendía chino en Pyongyang. Todas las noches durante la semana, excepto el lunes, las jóvenes deben asistir a sesiones grupales de 30 minutos de estudio de chino.

Las jóvenes no son libres de elegir su ropa ni salir cuando lo desean después del trabajo, que consiste en turnos de 12 horas desde las 9 a.m. hasta las 9:30 p.m. A pesar de estas largas horas, el salario es bajo a solo 500 dolares por mes, de los cuales las jóvenes solo recibirán una pequeña parte, y solo después de dos años completos de trabajo.

“Las jóvenes son técnicamente aprendices y se les paga 500 dolares por mes, pero este dinero se entrega al funcionario universitario a cargo de las chicas”, confirmó una fuente en Dandong.

Cuando se les preguntó cómo pagan sus cosas, una joven dijo: “El camarada gerente nos proporciona maquillaje y necesidades”. Cuando se le preguntó si era propietaria de un teléfono móvil, respondió: “Tengo uno en mi casa en Pyongyang, pero no puedo usarlo aquí”. También dijo que solo puede escribir una carta a su familia en Pyongyang si desea ponerse en contacto con ellos.

De 5:30 a 6:00 p.m., las estudiantes universitarias de Corea del Norte suben al escenario en el restaurante para realizar una actuación nocturna, que incluye bailar y cantar varios tipos de música, tanto solos como en grupos. Tampoco fue una actuación rígida y robótica, ya que las chicas descendieron del escenario y caminaron entre las mesas mientras cantaban. Además de tres canciones dedicadas a alabar a Kim Jong Un, el resto de las canciones se interpretaron en chino.

Cuando se le preguntó si asistieron a algún instituto de arte en Pyongyang, una de las chicas le dijo al equipo que ella estudia en la Universidad de Comercio de Pyongyang Jang Chol Gu. Las autoridades de Corea del Norte generalmente reclutan estudiantes con talento en artes escénicas de esas universidades de élite de Pyongyang y los envían al extranjero para ganar divisas para el régimen.

004Estudiantes universitarias de Corea del Norte realizan una actuación musical mientras trabajan en un restaurante en Dandong. Imagen: Daily NK

Sin embargo, las posiciones siguen siendo codiciadas y altamente disputadas por estos estudiantes dotados.

Establecida como la Academia de Comercio de Pyongyang en septiembre de 1970, la escuela se conoció como la Universidad de Comercio de Pyongyang en octubre de 1990. En febrero de 1997, las autoridades colocaron el nombre de Jang Chol Gu en la universidad, un guerrillero partisano que se dice que luchó contra el Ejército Imperial junto al fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung. Finalmente, en abril de 2015, la palabra “Pyongyang” se incluyó en el nombre, y esta y otras universidades se actualizaron a status de élite utilizando un prefijo adicional (jonghap) en frente de la palabra “universidad” en coreano.

Durante muchos años, los estudiantes universitarios de Corea del Norte han podido seguir especializaciones de la industria de servicios y negocios, incluidos los servicios de alimentos, el turismo y los campos de ciencia y tecnología relacionados. Después de que Kim Jong Un llegara al poder, campos adicionales que incluyen administración hotelera y artes culinarias estuvieron disponibles.

La Universidad de Comercio Pyongyang Jang Chol Gu es especialmente popular entre las estudiantes, ya que los graduados pueden encontrar trabajo en restaurantes de lujo en Pyongyang. Pero, sobre todo, las chicas esperan que algún día se les dé la oportunidad de trabajar en el extranjero en un restaurante como el que visitó nuestro equipo de investigación.

A pesar de las largas horas de trabajo, la falta de libertad y la reducción de los salarios, el dinero que pueden recibir al final de su mandato sigue siendo lo suficientemente significativo como para atraer una fuerte competencia por las colocaciones.

005Las camareras vestían sus uniformes universitarios mientras trabajaban en el restaurante en Dandong. Imagen: Daily NK