Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=15025&cataId=nk01500

[Imagen superior: Kim Jong Un posa con la Unidad militar 963 en el invierno de 2014. La Unidad 963, también conocida como el Comando Supremo de Guardia (CSG, SGC en inglés), es la unidad principalmente responsable de custodiar y acompañar al líder de la nación. Imagen: Rodong Sinmun]

Las fuentes dentro de la capital de Corea del Norte revelaron detalles de un incidente que involucró un ataque a un funcionario de alto nivel por parte de un soldado de alto rango perteneciente al Comando Supremo de la Guardia (CSG) de Kim Jong Un. Se espera que las autoridades militares usen el ejemplo del soldado para que reine la disciplina militar de manera más extensa.

“Hubo un incidente violento en el ‘Puesto de Guardia No.10’ (un puesto de control en una carretera importante que rodea la ciudad) a las 10 pm del 30 de enero, cerca de Pyongyang”, dijo una fuente en Pyongyang a Daily NK el 19 de febrero.

“Un funcionario de apellido Jeon estaba transportando documentos de alto secreto y fue detenido en el puesto de control, pero fue atacado por el oficial de inspección, un soldado CSG de apellido Pak, el Sr. Pak también le quitó la insignia militar de otro oficial en el mismo lugar, un Mayor llamado Rim”.

Según la fuente, Pak estaba extremadamente borracho cuando se desencadenó el incidente. También se acusa a Pak de no cumplir con las normas que estipulan que debe tener un compañero que trabaje con él en todo momento, lo que puede haber ignorado para poder exigir más fácilmente sobornos de los conductores a cambio de un pase sin visado. Se sospecha que Jeon reprendió a Park después de que le pidieran un soborno, y que Pak atacó a Jeon en respuesta.

“Los miembros del CSG responden directamente a Kim Jong Un, por lo que son conocidos por ser groseros y arrogantes. Como Pak estaba acostumbrado a ganarse la vida con estos sobornos, probablemente se inventó alguna razón para exigir un soborno de Jeon y luego causó problemas cuando fue rechazado”, explicó.

“Park debería haber sabido que no podía levantar un dedo contra un funcionario de alto rango que estaba entregando importantes secretos de estado, pero parece que no es una persona muy cuidadosa”.

Si bien es típico que las personas sean enviadas a un campo de trabajo o reeducación para este tipo de crimen, el castigo en este caso probablemente sea mucho más severo debido al hecho de que Jeon llevaba documentos altamente secretos. La fuente señaló que algunos están pidiendo la ejecución pública de Park, pero que su castigo aún no se ha decidido.

Las autoridades pueden usar el incidente como una oportunidad para mejorar la disciplina militar, imponiendo severos castigos a Park para disuadir el comportamiento similar de los soldados en el futuro.

El 1 de febrero, el propio Kim Jong Un anunció que el incidente constituía un “crimen contra la revolución” y que se debía dictar un castigo estricto de conformidad con la ley. También anunció que “las fuerzas de seguridad fronterizas recibirán instrucciones detallando el establecimiento de una disciplina militar revestida de hierro”, dijo una fuente independiente en Pyongyang familiarizada con el incidente.

“Se podría haber esperado que estos soldados CSG de alto nivel, con orígenes sólidos (songbun) y que trabajaron duro para llegar a su posición, estuvieran involucrados en la extorsión, pero (Kim Jong Un) probablemente se sorprendió de que uno fuera tan lejos como para atacar a un funcionario de alto nivel”, agregó.

“Es muy probable que use esto como una oportunidad para iniciar una revisión exhaustiva de la pureza ideológica de los otros miembros (CSG)”.