Por Seol Song Ah
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=15017&cataId=nk01500

[Imagen superior: El líder norcoreano Kim Jong Un y su esposa Ri Sol Ju viajan en tranvía a través de Pyongyang en la noche del 4 de febrero. En el tranvía, Kim enfatizó  cómo el sistema de tránsito masivo del país mejora las vidas de las personas. Imagen: Rodong Sinmun]

El número de tranvías y sus horas de operación se han expandido en la ciudad de Pyongsong y en todo el país. Este desarrollo ha provocado reacciones mixtas de los lugareños. Por un lado, representa una mejora para el transporte público del país. Por otro lado, algunos residentes lo ven como una forma de que las autoridades saquen más dinero del pueblo.

“Ha habido un salto notablemente grande en el número de tranvías que operan en la ciudad de Pyongsong”, explicó una fuente interna de la provincia de Pyongan del Sur durante una llamada telefónica con Daily NK el 13 de febrero. El suministro de electricidad a la línea número uno se ha vuelto casi normal desde enero, lo que resulta en una mayor comodidad”.

Según la fuente, la electricidad solo fluye a las casas en Pyongsong durante tres horas por día. Sin embargo, los tranvías operan desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche, lo que muestra que las autoridades están distribuyendo electricidad estratégicamente. Los fallos de energía y las interrupciones del servicio normalmente no se extienden más allá de los 30 minutos.

“Hace apenas unos años, los tranvías de Pyongsong sufrían apagones durante la hora punta, lo que provocaba una parálisis del transporte. Los funcionarios y la clase alta usaban taxis para viajar desde nuestra área a la estación de Pyongsong [unos 4 kilómetros], pero los estudiantes universitarios y los residentes normales no tenían el dinero para pagarlo, así que muchos cargaban sus maletas en sus bicicletas y viajaban a la ciudad”, explicó la fuente.

Por esta razón, los servicios de tranvía mejorados son una buena noticia para los residentes sin mucho dinero. También sirve como un método de transporte barato y conveniente para las decenas de miles de residentes que visitan desde otras áreas hacia el mercado mayorista de Pyongsong.

Debido a la mayor comodidad, estas mejoras son elogiadas. Sin embargo, hay quienes han señalado rápidamente los motivos financieros de las autoridades. Los taxis privados se han convertido en poderosos actores del mercado para viajes cortos, medios y largos. Las mejoras del tranvía se pueden ver como una forma de que las autoridades recuperen parte de la cuota de mercado.

Las autoridades pueden matar dos pájaros de un tiro: pueden usar los tranvías como un generador de ganancias y como acto para la propaganda política publicándolo como una mejora en la vida de las personas.

“El sistema de tranvía es administrado por la Oficina de Transporte Público, y el costo de una tarifa es de 1,000 KPW, que es aproximadamente el 50% del salario mensual de un trabajador estatal promedio. Es más barato que un taxi, pero es similar a la tasa del mercado, por lo que el precio no es muy atractivo para los residentes”, dijo una fuente independiente en la provincia de Pyongan del Sur.

“Se cobra una tarifa de 1,000 KPW para adultos y 500 KPW para niños independientemente de lo lejos que viaje el pasajero”, agregó la fuente. “Cuando se considera el tamaño de los flujos de transporte en Pyongsong, el gobierno seguramente obtendrá un gran beneficio del sistema público de tranvías”.

El 1 de febrero, Kim Jong Un visitó la Fábrica de Tranvías Eléctricos de Pyongyang recientemente construida, reportada por la Agencia Central de Noticias de Corea diciendo: “Estas modernas instalaciones han sido completadas y el equipo complementario ha sido introducido, por lo que la producción regular ha comenzado. El sistema de tranvía de transporte masivo debería incorporarse cara a Pyongyang”. Kim Jong Un luego viajó en un tranvía en Pyongyang el 4 de febrero, declarando que mejorará las vidas de la gente.