Por Ha Yoon Ah; Jang Seul Gi
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14999&cataId=nk00400

[Imagen superior: La televisión estatal de Corea del Norte transmitió escenas de la “troupe de arte” preparándose para abordar un tren en su camino hacia la Olimpiadas de Pyeongchang en Corea del Sur el 6 de febrero. La hermana menor de Kim Jong Un,  Kim Yo Jong (segunda desde la derecha) aparece como parte del grupo de funcionarios de alto nivel  despidiendo al grupo.Imagen: Agencia de noticias Yonhap]

Con el anuncio de Corea del Norte de que la hermana menor de Kim Jong Un, Kim Yo Jong, visitará las Olimpiadas de Pyeongchang como parte de la delegación planificada de alto nivel, los analistas consideran que el movimiento es una señal evidente de que el Norte planea aprovechar la ocasión para fines de propaganda

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur confirmó que el Norte envió un mensaje el 7 de febrero señalando que el Presidente de la Asamblea Popular Suprema, Kim Yong Nam, encabezaría la delegación, y que se uniría al “Primer Vice Director del Comité Central del Partido de los Trabajadores Kim Yo Jong, el presidente de la Comisión Nacional de Deportes, Choe Hwi, y el presidente del Comité para la Reunificación Pacífica, Ri Son Gwon”.

“Creemos que el Norte ha seleccionado cuidadosamente a los delegados, que incluyen líderes del partido, el gobierno y el departamento de deportes, que asistirán a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos”, continuó el portavoz del Ministerio de Unificación. “La inclusión de la hermana menor de Kim Jong Un se puede considerar similar a otras situaciones en las que los jefes de estado extranjeros envían a sus familiares junto con delegaciones de alto nivel”.

Pero los expertos están sugiriendo que la opción de enviar a Kim Yo Jong es una obvia estratagema para captar la atención del mundo y promover su propia agenda. Con los medios de comunicación internacionales enfocándose en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, la presencia de Kim dará al sistema de Corea del Norte un soplo de aire fresco.

La probabilidad de un intenso enfoque mediático internacional se ve reforzada por el hecho de que Kim Yo Jong representa la primera visita de un miembro de la familia gobernante a Corea del Sur.

“La selección de Kim Yo Jong, que lleva el ‘linaje del Monte Paektu’, es seguramente simbólica”, dijo Lee Su Seok, un analista de Corea del Norte del Instituto de Estrategia de Seguridad Nacional de Corea del Sur. “El Norte tiene planes de promover su régimen en los Juegos Olímpicos”.

“De acuerdo con la dirección de Año Nuevo de Kim Jong Un, están intentando usar la etapa olímpica para promover una nueva imagen, de la cual esperan beneficiarse en el futuro”, agregó Lee.

La decisión de incluir a Choe Hwi en la delegación también se considera una prueba para Corea del Sur, ya que, según las sanciones de las Naciones Unidas y los Estados Unidos, a Hwi se le prohíbe oficialmente viajar a las naciones miembro de la ONU. Sin embargo, la ONU anunció el 7 de febrero que se otorgaría una excepción y se le permitiría viajar al sur.

Las solicitudes de combustible para el barco “Mangyongbong 92” y los vuelos fletados parecen ser parte de un plan más amplio para abrir una brecha entre la alianza entre Estados Unidos y Corea del Sur y burlarse de la aplicación de sanciones internacionales al obligar a las partes a otorgar excepciones.

“Choe Hwi técnicamente no puede viajar a Corea del Sur de acuerdo con la Resolución 2356 de las sanciones de la ONU”, dijo Oh Gyeong Seop, del Instituto de Corea para la Unificación Nacional. “Lo eligieron para poner a prueba la determinación de Corea del Sur para imponer las sanciones. Han forzado continuamente al Sur a hacer concesiones”.

Corea del Norte ha estado tratando de aliviar las sanciones internacionales al tiempo que coloca al Sur en una posición incómoda con sus aliados en la comunidad internacional.

Corea del Sur deberá mantener estrechas conversaciones con sus aliados para evitar el éxito de Corea del Norte en este asunto, ya que el Norte seguramente avanzará con planes para obtener nuevas excepciones a las  sanciones y promover la llegada de su delegación de alto nivel.

Mientras tanto, funcionarios de Corea del Norte y del Sur están utilizando las conversaciones a nivel de trabajo en Panmunjom para discutir los detalles y los horarios diarios de la visita de la delegación de alto nivel, con Corea del Sur prometiendo una estadía “sin problemas” para sus contrapartes del Norte.