Por Kim Sung Il
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14981&cataId=nk01500

[Imagen superior: Naves norcoreanas en el río Yalu. Imagen: Daily NK]

Según informes, las condiciones económicas empeoran en la ciudad fronteriza de Sinuiju, en Corea del Norte, debido a la intensificación de la aplicación de sanciones internacionales por parte de China.

“Más personas se quejan de las dificultades debido a que las importaciones terrestres han disminuido considerablemente, y las autoridades chinas también están tomando duras medidas contra el contrabando por barco”, dijo una fuente en Sinuiju a Daily NK el 29 de enero.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una serie de resoluciones de sanciones durante el año pasado que aumentaron el número de restricciones a las importaciones y exportaciones de Corea del Norte, incluida la limitación del suministro de petróleo y el bloqueo del comercio marítimo dentro y fuera del país.

La participación de China en la aplicación de estas sanciones ha tenido un impacto significativo. Según las estadísticas aduaneras chinas de diciembre de 2017, sus exportaciones a Corea del Norte disminuyeron un 81,6% y las importaciones de Corea del Norte disminuyeron un 23,4% en comparación con el mismo periodo en diciembre del año pasado.

Como resultado, los precios en los mercados de Corea del Norte están fluctuando de manera salvaje durante un día determinado, lo que lleva a una disminución de la confianza del consumidor. Las fuentes también han reportado un número creciente de empresas en quiebra.

“Cerca del 30-40% de las empresas en Sinuiju han cerrado recientemente. Incluso hubo una fábrica textil que tuvo que cerrar a finales de año porque no podían adquirir suficientes materiales”, dijo la fuente.

“Están cerrando porque ya no estamos comerciando con China”, continuó. “Y los comerciantes no pueden idear nuevas estrategias para ganar dinero, preguntándose si ya no tienen un futuro”.

Las autoridades de Corea del Norte no han tomado medidas serias para abordar el problema y, como informó Daily NK de hecho, están exacerbando la situación al tomar medidas restrictivas totales contra los productos chinos que permanecen en los mercados .

“La ofensiva (por parte de las autoridades) está fomentando una desconfianza pública aún mayor”, dijo una fuente independiente en la provincia de Pyongan del Norte. “Y a medida que aumenta la insatisfacción, la opinión pública general del gobierno solo empeorará”.