Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14974&cataId=nk01500

[Imagen superior: Una imagen de agosto de 2013 del medio de comunicación estatal KCNA que muestra a cientos de residentes en el agua en el complejo de playa Songdowon de Wonsan.Imagen: KCNA]

Las autoridades de Corea del Norte están movilizando a los ciudadanos comunes y reclutas militares por igual en un esfuerzo por acelerar la construcción de la “Zona Turística Wonsan Kalma Shore”, situada en la costa este del país. Fuentes dentro de Corea del Norte informan que las autoridades han transmitido sus intenciones de completar el proyecto antes del festivo del “Día de la Victoria” del 27 de julio, que se conoce como el Día Nacional de Armisticio de Veteranos de Guerra de Corea en Corea del Sur.

El proyecto del balneario, junto con el aeropuerto de Kalma y la estación de esquí Masik Pass, parece ser parte de un plan más amplio de Kim Jong Un para abordar las dificultades económicas para generar más ingresos gracias al turismo. Lo dejó ien claro en su discurso de Año Nuevo de 2018, diciendo: “Este año, el personal de servicio y los residentes deberán unir esfuerzos para completar la construcción del área turística costera de Wonsan-Kalma en el menor tiempo posible”.

“Las autoridades han movilizado a 120,000 miembros militares y 20,000 ciudadanos comunes para el proyecto de construcción Wonsan”, dijo una fuente cercana a los norcoreanos en declaraciones a Daily NK el 28 de enero. “La gente está preocupada por las implicaciones de otra ‘batalla de velocidad’ (movilización de construcción intensiva) después de la orden de Kim Jong Un de completar el proyecto para el 27 de julio”.

Según la fuente, la prioridad actual es la construcción de alojamiento (instalaciones hoteleras) para los turistas en el complejo de playa de Kalma.

Corea del Norte publicó por primera vez los planes para la zona turística de Wonsan en noviembre de 2013 en su sitio web estatal “Naenara”. Estos planes incluyeron el objetivo de acomodar 100.000 turistas en un momento dado en el área costera de Wonsan, incluido el desarrollo de algunas islas adyacentes.

También anunciaron planes para construir un complejo industrial de ciencia y tecnología junto con una sala de cine, campo de práctica de golf, hotel submarino, alojamiento en casas de familia y otros servicios turísticos en la región de Tunam en la costa de Kalma. Sin embargo, el proyecto no progresó en los años siguientes debido a la escasez de materiales y mano de obra, así como a las estrategias poco claras para atraer a los turistas.

Entre el anuncio original de 2013 y julio de 2017, las menciones oficiales del proyecto Wonsan fueron escasas. Pero el Norte ahora ha reavivado las menciones del proyecto a medida que los planes para su participación en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang comienzan a tomar forma. Las autoridades esperan que la buena voluntad transmitida a través de los Juegos Olímpicos se traduzca en oportunidades para obtener divisas de una nueva ola de turistas en la zona de Wonsan Kalma.

Pero para los locales movilizados para construir estos proyectos, no solo se está explotando su trabajo. También soportan la carga de tener que proporcionar los materiales de construcción por sí mismos.

“Las autoridades ahora están emitiendo órdenes para que los residentes del área de Wonsan proporcionen materiales de construcción para los trabajadores movilizados antes de marzo. Todos los hogares en el área también deben contribuir con ropa de invierno y arroz, lo que resulta en quejas interminables entre los residentes” agregó la fuente de la provincia de Kangwon.

“Las autoridades están tratando de tranquilizar a las personas de que pasarán al apoyo material patrocinado por el estado (en lugar de exigir recursos de los locales) en abril, pero nadie las cree”.

También surgen dudas sobre la capacidad del proyecto completado para atraer turistas.

Mientras que los residentes del área de Wonsan se jactan de la belleza natural de su región y su potencial para atraer turistas, la fuente de Kangwon dijo a Daily NK que muchos creen que el proyecto está condenado al fracaso debido a la incapacidad inherente de competir en la industria del turismo global.

“Desarrollar instalaciones turísticas como esta será una completa pérdida de tiempo con el continuo fortalecimiento de las sanciones internacionales”, dijo. “Existe un acuerdo entre los residentes de que el dinero de los turistas solo se destinará a funcionarios y administradores, y que a la gente común ni siquiera se le permitirá ingresar a las áreas”.

Mientras tanto, el medio estatal KCNA informó el 26 de enero que el proyecto Wonsan Kalma representa una “oportunidad transformadora” para convertirse en un “punto turístico de clase mundial” y que el país se está moviendo para completar el proyecto “en el menor tiempo posible”.