Por Jieun Kim
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.rfa.org/english/news/korea/national-campaign-to-purge-non-socialist-elements-terrifies-north-koreans-01122018154357.html

[Imagen superior: Un coreano ve las noticias en televisión mostrando el discurso de fin de año del líder norcoreano Kim Jong-Un, en una estación de tren en Seúl, Corea del Sur, el 1 de enero de 2018. AFP]

Los residentes de Corea del Norte están aterrorizados de que el llamado reciente del líder Kim Jong Un para eliminar a los elementos “no socialistas” restantes en la sociedad signifique un regreso a las sangrientas ejecuciones y políticas terrorificas del pasado cuando los inconformes fueron eliminados y brutalmente neutralizados, dijeron fuentes dentro del país.

Cuando Kim se dirigió a la nación el primer día del año nuevo, como lo ha hecho anualmente desde 2013, dijo que la eliminación de elementos no socialistas en la sociedad sería una tarea clave para 2018 en la dictatorial nación.

Bajo la campaña, ejecutivos de partidos de alto nivel y norcoreanos comunes están sujetos a investigaciones para determinar si se han involucrado en actividades no socialistas, como juegos de azar, fraude, prostitución, usura, visita de adivinos, seguir la cultura occidental, y ver o distribuir medios audiovisuales extranjeros.

La directiva se produce cuando Kim, que ha estado en el poder durante seis años, refuerza su control sobre el país represivo ya que siente la presión de las nuevas y duras sanciones impuestas por las Naciones Unidas como castigo por los recientes lanzamientos de misiles, y experimentar una mayor tensión con los Estados Unidos. Estados.

El padre de Kim, Kim Jong Il, que gobernó Corea del Norte de 1994 a 2011, dirigió rondas previas de purgas espantosas de elementos no socialistas para fortalecer su control del poder.

Aunque Kim también discutió los programas de armas nucleares y misiles balísticos, la posibilidad de mantener conversaciones condicionales con Corea del Sur para enviar una delegación a los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang y el nivel “sin precedentes” de sanciones que sufrió Corea del Norte en 2017, su llamado a la acción sobre eliminar elementos no socialistas repercutió en muchos ciudadanos.

Kim dio más detalles sobre esta tarea clave para el nuevo año el 23 de diciembre, cuando le dijo a un grupo de presidentes del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea en una conferencia de tres días que había ordenado a las organizaciones militares que dirigieran una “Ofensiva revolucionaria para erradicar las prácticas no socialistas”, según la agencia oficial de noticias KCNA.

“Dijo que la ofensiva debería ser lanzada en las células del partido, en las bases educando a los miembros del partido y otros trabajadores y entrenandolos como revolucionarios, y los puestos revolucionarios rango más bajo defendiendo el socialismo al estilo coreano”, dijo KCNA en su edición en inglés.

En ese discurso, Kim destacó el papel de las células del partido en la construcción de un poderoso país socialista y dijo que las prácticas destructivas no socialistas han ocurrido porque las organizaciones y los funcionarios del partido han fracasado en sus esfuerzos por proporcionar educación socialista constante a las personas e intensificar la lucha por la ideología nacional.

“Cuando nuestra cultura y arte socialista prevalece sobre la cultura reaccionaria burguesa corrupta, es posible que la gente no albergue ilusiones sobre la cultura de los enemigos, sino que prevenga el envenenamiento ideológico y cultural por parte de los imperialistas”, dijo.

Kim también dijo que aunque el país “puede enfrentar múltiples dificultades y sufrimientos en los próximos días”, los miembros del Comité Central del Partido se sienten seguros sobre los cientos de miles de presidentes de células que llevarán a cabo las políticas del régimen.

“Lo que hemos hecho es solo el comienzo y el Comité Central del Partido planea llevar a cabo más nuevos proyectos para el pueblo”, dijo, aunque no dio detalles.

Salirse con la suya

Los norcoreanos ahora temen que los ejecutivos de alto nivel en agencias gubernamentales clave que participen en “actividades no socialistas” se salgan con la suya, mientras que las personas comunes e impotentes que son atrapadas asuman los duros castigos, incluida la muerte, dijeron las fuentes.

“Para cumplir las tareas del mensaje de Año Nuevo, cada unidad del partido regional, autoridades judiciales y organizaciones han anunciado su plan de Año Nuevo”, dijo una fuente de la provincia de Hamgyong del Norte, que pidió el anonimato.

“La gran parte del primer proyecto del plan anual se centra en erradicar elementos no socialistas, por lo que el ambiente social se siente incómodo”, dijo al Servicio Coreano de RFA el martes.

“El Comité del Partido del Norte de Hamgyong organizará temporalmente una agencia bajo sus auspicios para erradicar a los elementos no socialistas”, dijo la fuente.

El partido dominante de los trabajadores coreanos, las autoridades judiciales y los funcionarios administrativos están organizando miembros para su equipo conjunto de elementos no socialistas, dijo.

“Los residentes están resentidos con los ejecutivos de alto nivel que estarán en el equipo porque ellos son los principales culpables de las actividades no socialistas”, dijo la fuente. “Es porque los ejecutivos de alto nivel siempre han estado en el centro de los fenómenos no socialistas”.

“Los residentes han expresado su enojo por los resultados de las evaluaciones”, dijo la fuente, agregando que los hijos de los ejecutivos que trabajan para el Partido o el Departamento de Seguridad del Estado que son convocados para las evaluaciones logran obtener una “razón por enfermedad” u otra excusa falsa .

Un estudiante universitario indefenso acusado de distribuir imágenes visuales inapropiadas, por ejemplo, fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento, dijo, ilustrando los castigos brutales que las autoridades a veces imponen a ciudadanos comunes que se cree que han participado en actividades prohibidas.

Las autoridades también suelen acusar a las personas que están desempleadas o que no venden ningún producto en los mercados de ser elementos no socialistas de la sociedad, y los “sofocan” reteniendoles la electricidad, agua o alimentos, dijo.

“Los elementos no socialistas se desvanecerán por sí mismos si el país distribuye alimentos de manera razonable como recompensa por el trabajo”, dijo la fuente.

Una segunda fuente de Hamgyong del Norte confirmó que los norcoreanos comunes viven con miedo después de escuchar el discurso del Día de Año Nuevo de Kim Jong Un.

“Los residentes ordinarios que apenas ganan lo suficiente para sobrevivir día a día no tienen tiempo para pensar en elementos no socialistas”, dijo.

“Cuando comienzan las investigaciones, sin embargo, los ejecutivos hacen acusaciones falsas contra pobres indefensos para demostrar su propia efectividad cuando se trata de eliminar elementos no socialistas, que es algo que los residentes temen”, dijo la fuente.

Reportado por Jieun Kim para el Servicio Coreano de RFA. Traducido por Leejin Jun. Escrito en inglés por Roseanne Gerin.