Por Kim Sung Il
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14948&cataId=nk01500

[Imagen superior: Un comerciante de Corea del Norte en la provincia de Jilin, China, describe las difíciles condiciones creadas por las autoridades de Corea del Norte que buscan sonsacar sobornos y el aumento de los efectos de las sanciones internacionales. Imagen: Daily NK.]

Corea del Norte ha estado bajo fuertes sanciones internacionales debido al continuo desarrollo del líder Kim Jong Un de los programas de misiles y armas nucleares en violación de las resoluciones de las Naciones Unidas. Por su parte, el régimen de Corea del Norte ha continuado reclamando que la “economía del pueblo” permanece intacta. Pero Daily NK recibe numerosos informes de primera mano que evidencian lo contrario. Un comerciante norcoreano en la provincia china de Jilin habló recientemente sobre experimentar “el sabor de la muerte”.

A medida que el número de artículos sancionados continúa creciendo, los mercantes que comercian en los mercados de Corea del Norte se quejan de que “no tienen futuro”. Al mismo tiempo, Kim Jong Un y las autoridades están exigiendo fondos de lealtad para poder sobrellevar la tormenta. La siguiente entrevista fue realizada recientemente con un comerciante en Corea del Norte.

Daily NK (DNK): la resolución 2397 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas fue adoptada recientemente. ¿Cómo están reaccionando los mercaderes?

Comerciante de Corea del Norte (CCN): Para ser franco, tenemos el sabor de la muerte en la boca. Desde el año pasado, el número de productos sancionados ha aumentado y las inspecciones de aduanas chinas se han fortalecido, lo que ha resultado en una reducción significativa en la cantidad de productos que ingresan a Corea del Norte. Se han introducido más y más sanciones, lo que significa que los comerciantes como yo realmente no tenemos futuro.

DNK: ¿Cómo es la atmósfera dentro de Corea del Norte?

CCN: Para tomar prestadas las palabras de un amigo cercano en Corea del Norte, “Kim Jong Un es un mentiroso. La gente común se muere de hambre, pero a donde quiera que va, dice que estamos teniendo un año próspero. ¿Quién podría confiar en sus palabras?” Las personas están tan frustradas que están dispuestas a insultar al líder frente a sus amigos.

DNK: Para lidiar con las sanciones, ¿qué tipo de órdenes están dando las autoridades?

CCN: En la ciudad de Dandong, muchos de los trabajadores norcoreanos se han ido. Lo mismo es cierto aquí en la provincia de Jilin. Ahora el problema es que los trabajadores restantes no tienen suficiente dinero para proporcionar sobornos a las autoridades. No hay tantos trabajadores como antes, por lo que, naturalmente, no pueden pagar la misma cantidad. Pero las autoridades centrales dicen que deben hacer lo que sea necesario para obtener esos fondos. Por esta razón, los gerentes de fábricas y restaurantes están extremadamente ocupados.

DNK: ¿Ha habido alguna otra orden?

CCN: A fines del año pasado, las principales autoridades [centrales] exigieron una devolución de 4.000 RMB (unos 62 dólares) para ser utilizados en la Calle Ryomyong (un proyecto de desarrollo de propiedad estatal en Pyongyang). No es una pequeña cantidad de dinero, y fue especialmente difícil juntar esa cantidad en las condiciones actuales. Nos dijeron que la construcción en la Calle Ryomyong estaba completa, así que tuvimos la sensación de que algo no iba bien. Al escuchar las exigencias, me hizo pensar en desertar.

DNK: ¿Puede hablarnos sobre el estado de la producción agrícola?

NKM: Se envió un mensaje a China desde la provincia de Hamgyong del Norte, condado de Kyongwon. El administrador militar del condado solicitó inversiones y prometió saludar personalmente a los visitantes, lo que indica una situación de emergencia. Un ciudadano chino de origen étnico coreano vino y donó algunos equipos agrícolas. Se hizo una foto para mostrarla unos a otros.

DNK: Parece ser una situación bastante difícil.

NKM: Cuando Kim Jong Un aparece en la televisión, camina por las fábricas llenas de ropa, comida y zapatos. Es todo una mentira. Si eso realmente estaba sucediendo, entonces ¿por qué es tan difícil encontrar zapatos y ropa en Corea del Norte? Todos en el Norte saben que Kim Jong Un está mintiendo.