Por David souel 

Por suerte la agencia estatal de noticias norcoreana (KCNA) publica a diario en su web las principales noticias del país, ¡traducidas al español! el Rodong Sinmun, publica a diario en PDF, y en youtube hay miles de horas de material de la KCTV, la televisión estatal, accesibles a todo el mundo. Los medios norcoreanos son bastante generosos acerca de las elecciones, por lo que no nos falta información de primera mano al respecto.

001
Cartel electoral de 2014. El eslógan reza: «¡Votemos todos a favor!» [«모두다 찬성투표하자!»].

A continuación expongo cómo se desarrollaron las elecciones parlamentarias de 2014, las primeras desde que Kim Jong Un asumió el poder en 2011. Para ello usaré las noticias de la KCNA y la KCTV como hilo conductor, las cuales he reproducida íntegras (con capturas de pantalla de kcna.kp o enlaces a los vídeos). También compararé la situación con otros países socialistas para mostrar que las elecciones norcoreanas apenas se diferencian de las elecciones que se celebraban en la Unión Soviética y otros países al otro lado del muro.

La campaña electoral

La campaña electoral de 2014 comenzó fuerte con la nominación unánime de Kim Jong Un a candidato en todos los distritos electorales del país.

002

Al igual que solían hacer su padre y su abuelo antes que él, Kim Jong Un agradeció la unánime nominación en una carta abierta a todos los electores. En ella hizo un llamamiento a la «unidad monolítica» (es decir, a la supresión de toda oposición) en aras de un «paraíso» futuro en el que «toda la felicidad del mundo» aguarda.

003

A pesar del «unánime deseo de todos los electores y habitantes», la ley electoral impide a un candidato presentarse en todos los distritos, por lo que Kim Jong Un anunció que se presentaría en el distrito Paektusan 111.

Esta decisión para sus primeros comicios tiene una gran carga simbólica. El Paektusan o Monte Paektu es el «monte sagrado» del régimen, es allí donde Kim Il Sung luchó en las guerrillas anti-japonesas y donde la propaganda asegura que nació Kim Jong Il. El derecho de Kim Jong Un a gobernar está basado en el «linaje Paektu» y toda la mitología que rodea a la montaña.

North Korea War Anniversary
Mosaico del Paektusan en Pyongyang, tras las estatuas de los líderes (AP Photo/Wong Maye-E, 2015)

La campaña electoral continuó con más mítines en todo el país para «responder con fidelidad a la gran confianza» del líder y jurarle lealtad. En ellos los oradores hicieron un llamamiento a «participar como un solo hombre en las inminentes elecciones y votar a favor» de los candidatos.

005

Podemos ver en los telediarios de la KCTV —por ejemplo en el telediario del 24 de febrero— cómo transcurrieron estos mítines.

Durante la campaña a las elecciones parlamentarias las noticias solo mencionan a Kim Jong Un. ¿Quiénes son los demás candidatos? Podemos recurrir a las noticias sobre las elecciones locales (a las que el líder no se presenta) para comprobar que los candidatos son «recomendados» (por el partido) y todos cumplen el requisito de ser «fieles infinitamente al partido y al líder».

006
Sobre las elecciones locales de 2015

Así retransmitió la KCTV el proceso de nominación en varias ciudades:

Los oradores anuncian al candidato único y los ciudadanos, en perfecta formación, aplauden y después bailan. Los videos de la KCTV ilustran la escenificación milimétrica del proceso. Nada se deja al azar, nada puede salirse del guión. La dictadura teme cualquier muestra de espontaneidad por parte de los ciudadanos.

Por otro lado, los ciudadanos no han sido educados en teoría política más allá de la propaganda ni expuestos a ningún otro sistema. Probablemente se tomen participar en las elecciones como otra más de las tantas tareas cotidianas que el gobierno les exige y que deben llevar a cabo sin pensárselo mucho.

SONY DSC
«¡Demostrémosle al mundo el poderío de la unidad monolítica!» [«일심단결의 위력을 온세상에 시위하자!»]. Cartel electoral en Pyongyang (Moravius, 2009)

Para garantizar la máxima participación, una figura clave en la campaña es la de los llamados agitadores, un ejército de «voluntarios» al servicio del partido cuya tarea consiste en contactar personalmente con cada uno de los votantes, convencerlos de la importancia de votar a favor y asegurarse de que participan el día de las elecciones.

008

Este es el mismo sistema que utilizaba la Unión Soviética, que en  1975 contaba con más de 8 millones de agitadores. Cada uno de ellos tenía asignados unos 30 votantes, a los cuales conocía personalmente. Los votantes que se le asignaban eran sus vecinos o compañeros de trabajo, con quienes el agitador compartía el día a día y mantenía una relación personal.

La lógica es la siguiente: en un sistema donde el partido y el líder representan el interés objetivo del pueblo, si alguien vota en contra o no acude a votar significa que su agitador no ha realizado bien su tarea de educarle correctamente. Por lo tanto no acudir a votar o votar en contra no solo ponía al votante en riesgo, también ponía en riesgo a su agitador. De esta forma, fusionando lo personal y lo político, se presiona al votante a participar favorablemente.

009
«8 de marzo elecciones a la Asamblea Popular Suprema. ¡Todos a participar!» [3월8일은 최고인민회의 대의원 선거의 날이다. 모두다 선거에로!]  (Moravius, 2009)

A medida que se acerca el día de las elecciones se intensifica la propaganda. En la calle y centros de trabajo se cuelgan pancartas como «¡Todos los electores participen en las elecciones y voten a favor!»; furgonetas con megáfonos recorren las ciudades con la canción de las elecciones a todo volumen; los periódicos anuncian la creación de poesías como «Acudimos a las urnas» y «Votaremos a favor»; etc.

010

011

Aunque no lo parezca por lo que hemos visto hasta ahora, Corea del Norte tiene un sistema multipartidista. Junto al Partido del Trabajo existen otros dos: el partido Socialdemócrata y el partido Chondoísta. Sin embargo la constitución dicta la supremacía del Partido del Trabajo ( «La RPD de Corea efectúa todas sus actividades bajo la dirección del Partido del Trabajo»). ¿Cómo se reconcilia esto con la existencia de otros partidos?

El truco está en que todos los partidos forman una coalición, el llamado Frente Democrático para la reunificación de la Patria, liderada por el Partido del Trabajo. Esto no es inusual en los países socialistas: En Alemania del EstePoloniaRumanía, etc. había varios partidos, que no competían individualmente sino que formaban un frente, el cual redactaba «bajo la dirección del Partido» una única lista de candidatos.

En el caso de la Unión Soviética, donde por razones históricas el Partido Comunista era el único partido legal, se utilizaba la figura del candidato «independiente» para dar la impresión de libertad política y, a la vez, apoyo universal al régimen.

012
«¡Viva el indestructible bloque de comunistas e independientes!» [«Да здравствует нерушимый блок коммунистов и беспартийных!»] (Sovfoto, 1950)
013
«¡Yo voto a favor de los candidatos del bloque de comunistas e independientes!» [Я голосую за кандидатов блока коммунистов и беспартийных!] Poster electoral soviético de 1947

¿Cuál es el papel de los diputados en estas condiciones? Los diputados en Corea del Norte no son políticos profesionales y no reciben un sueldo. Su función consiste en reunirse en Pyongyang una vez al año –excepcionalmente dos– para ratificar unánimemente todas las decisiones del partido, como veremos más adelante.

El día de las elecciones

014
Elecciones en Pyongyang, 2014. El eslógan en la fachada reza: «¡Viva Kim Jong Un, el Sol de la Corea del Songun!» [선군조선의 태양 김정은장군 만세] (Getty/KCNA)

El día de las elecciones se celebra como una de las mayores fiestas del calendario, como un evento familiar para festejar la unión entre el pueblo y el líder. No faltan conciertos y espectáculos para atraer a los votantes, que acuden con sus mejores galas.

Los medios norcoreanos, a falta de la expectación y los sondeos a pie de urna típicos de las elecciones competitivas, se centran en las estadísticas de participación. A lo largo del día se publican informes sobre el número de votantes que ya han participado, presionando a los que aún no lo han hecho y a sus agitadores.

015

Al final del mediodía ya suelen haber votado la inmensa mayoría de los electores, el resto de la tarde se dedica a encontrar a los que faltan. Los agitadores correspondientes acuden a los domicilios de cada uno de estos votantes con una urna móvil, de forma que abstenerse es prácticamente imposible.

Las elecciones cumplen así otra función en Corea del Norte: actúan como censo informal y suponen una potente medida disuasoria contra la emigración ilegal. El día de las elecciones aquellos que han emigrado a China o desertado a Corea del Sur y que no logren volver a tiempo para votar quedan al descubierto. Las represalias contra sus familias sirven como advertencia a cualquiera que esté pensando en abandonar el país.

En el telediario del día de las elecciones podemos ver cómo transcurrieron los comicios:

Los dos primeros tercios del telediario están dedicados al líder y a su distrito, Paektusan 111, donde los electores, todos militares uniformados, no pudieron contener la alegría de votar a favor del líder y explotaron en baile. Después se informa sobre dónde y a quién votaron los altos cargos.

¿Cómo es exactamente el proceso de votación? El siguiente poster explica los pasos:

016
«¡Así es el proceso de votación!» [선거 절차는 이렇게!]. Cartel para las elecciones locales en los años 50 (fuente)

Después de esperar su turno el votante se identifica y recibe una única papeleta con el nombre del candidato impreso. La papeleta debe introducirla sin marcar en una de dos urnas: si desea votar a favor (como la sonriente modelo del poster) debe introducirla en la urna blanca rodeada de flores. Si desea votar en contra puede depositar la papeleta en la urna negra.

017
Papeleta electoral con el nombre del candidato impreso (fuente)

Para forzar todavía más el voto a favor, en algún momento se decidió que la urna negra sobraba. Actualmente el votante se encuentra, bajo la mirada de los líderes, con una única urna: la de votar a favor.

018
(Xinhua, 2009)

En teoría el ciudadano todavía tiene derecho a rechazar al candidato y puede hacerlo tachando el nombre de la papeleta antes de introducirla. Para ello dispone de un bolígrafo sobre la urna, como se puede ver en el video del telediario.

019

Aunque en teoría los electores pueden rechazar al candidato, según las estadísticas oficiales ni uno solo de los más de 17 millones de votantes ejerció ese derecho. Como lleva sucediendo desde los años 50 del siglo pasado, absolutamente todos votaron a favor.

020

Esta es una de las diferencias entre Corea del Norte y el resto de países socialistas. Mientras que la Unión Soviética o Alemania del Este reconocían siempre al menos un mínimo margen de disidencia (un 99,9% de los votos a favor), Corea del Norte anuncia que absolutamente todos los electores, el 100%, votan a favor.

021
Periódico de Alemania del Este con la portada antes de las elecciones («¡Vota a los candidatos del Frente Nacional!») y después de las elecciones («99,94% de votos a favor de los candidatos del Frente Nacional»).

Otra característica norcoreana: tras las elecciones los resultados no se anuncian en la portada de los periódicos. La portada, como es habitual, está reservada a las actividades del líder, en este caso con una imágen de Kim Jong Un votando a favor.

022

LAS ELECCIONES LOCALES

Corea del Norte también celebra cada cinco años elecciones a las asambleas locales. El procedimiento es idéntico al de las elecciones parlamentarias, con la única diferencia de que en las elecciones locales se vota a dos o tres candidatos a la vez, uno por asamblea (distrital, municipal, y en algunas zonas también provincial). En lugar de una papeleta, por tanto, los electores reciben dos o tres, una por candidato.  (Todo lo referente a las elecciones locales está explicado en este artículo; también puede verse el telediario dedicado a las elecciones locales de 2015).

023
Retratos de los dos candidatos en las elecciones locales (fotograma del vídeo de las elecciones locales de 2011)

Al igual que en las elecciones parlamentarias, todos los candidatos reciben el 100% de los votos a favor. La KCNA repite exactamente lo mismo elección tras elección, ya sean las elecciones parlamentarias o locales: el ambiente festivo y la unidad monolítica del pueblo que vota unánimente a favor.

024
Sobre las elecciones locales de 2015
025
Portada del día de después de las elecciones locales de 2015

La Asamblea Popular Suprema

La Asamblea Popular Suprema, el parlamento, es en teoría el «órgano supremo de poder». En la práctica los diputados muestran la misma unanimidad que sus electores y su función se reduce a ratificar todas las decisiones del partido.

026

En este informe la KCNA publicó la composición de los 687 diputados elegidos —todos elegidos con el 100% de los votos a favor y todos fieles a la idea y guía del Mariscal Kim Jong Un, reitera.

El 17% de los diputados son militares, el 11% son campesinos y los trabajadores, a pesar del énfasis en este grupo de la retórica oficial, no llegan al 13%. ¿Quiénes forman el 59% restante? Este tipo de vacíos en las estadísticas oficiales son típicos en la prensa norcoreana. En este caso todo parece indicar que esos asientos, más de la mitad del parlamento, lo ocupan burócratas y oficiales del partido.

027

028
La Asamblea Popular Suprema reunida

Cuando los diputados se reúnen lo hacen en Palacio de Congresos Mansudae en Pyongyang. A diferencia de los parlamentos de verdad, donde los asientos están enfrentados (normalmente en forma de hemiciclo, útil para el debate cara a cara) el parlamento norcoreano parece más bien el patio de butacas de un teatro o de un gran aula. Todos los asientos miran en la misma dirección: hacia dos enormes estatuas blancas de los difuntos líderes y el Presidium —la élite política— con Kim Jong Un en el centro.

Las diputados tampoco se reúnen muy a menudo. La constitución estipula que el parlamento se reune «una o dos veces al año» (art.92), normalmente un día cada primavera y un día después de las elecciones cada cinco años. Eso si hay suerte. Por ejemplo, durante los cuatro años tras la muerte de Kim Il Sung, el periodo más duro de la crisis y la hambruna de los años 90, el parlamento no se reunió siquiera una sola vez.

¿Qué da tiempo a hacer en un día? Aprobar unánimente y sin debate el presupuesto anual. Recordemos que todos los diputados son «fieles infinitamente al partido y al líder». Sin oposición de ningún tipo las sesiones parlamentarias se reducen a ceremonias de aclamación.

029
Diputados votan a favor levantando su identificación. (vídeo)

De nuevo encontramos el mismo patrón que en prácticamente todos los países socialistas. En la Unión Soviética el parlamento (el Soviet Supremo) apenas se reunía unos pocos días al año y hasta mediados de los años 80, antes de las reformas de Gorvachev, absolutamente todas las decisiones se tomaron por unanimidad.

Por poner otro ejemplo, en Alemania del Este solo hubo oposición parlamentaria a la ley de liberalización del aborto, donde CDU se opuso con el consentimiento previo del Partido Comunista. Todas las demás decisiones hasta 1989 fueron unánimes.

030
El Soviet Supremo, con la disposición de los asientos en forma de aula
031
Ovación a Stalin en el parlamento, propaganda de 1936

Durante la primera sesión de la recién electa Asamblea Suprema, Kim Jong Un fue reelegido como Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional, entonces el «cargo supremo de la RPDC» (un análisis completo de esta primera sesión puede leerse aquí):

032

En 2016 la constitución se reformó para crear un nuevo «cargo supremo», el de Presidente del Comité de Estado, que también fue otorgado unánimemente a Kim Jong Un. Por tanto Kim Jong Un es el máximo dirigente del Partido, el Estado y el ejército: en el Partido como Primer Secretario, en el ejército como Comandante Supremo y en el Estado como Presidente del Comité de Estado.

La reelección de Kim Jong Un en el cargo supremo fue anunciada de la siguiente manera al pueblo:

Así funciona la democracia de la República Popular Democrática de Corea: el líder representa a todo el pueblo porque así lo demuestran los resultados electorales, y por tanto llevarle la contraria es anti-democrático.

Esa concepción totalitaria de la democracia es la premisa de las elecciones a la soviética. La función de estas elecciones no tiene nada que ver con elegir entre políticas alternativas. Todo lo contrario, su función consiste en demostrar la unidad absoluta entre el líder y sus súbditos.