Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?cataId=nk00100&num=14903

Recientemente se informó que dos altos funcionarios del Buró Político General de Corea del Norte habían sido expulsados de sus cargos. Hwang Pyong So, director de la oficina y visto como un peso pesado militar, según los informes recibió una degradación, mientras que su adjunto Kim Won Hong fue enviado a un centro de reeducación.

El director del Centro de Investigación de Corea del Norte en el Instituto para la Estrategia de Seguridad Nacional Lee Ki Dong habló sobre las degradaciones con periodistas en Corea del Sur el 18 de diciembre y señaló que después de la degradación de Hwang Pyong So, ha estado trabajando en otro departamento gubernamental. Esto deja abierta la posibilidad de que vuelva, especialmente dados sus años de experiencia y conocimiento valiosos.

“El otro hombre, Kim Won Hong, fue enviado a trabajar en una granja y está siendo reeducado. Es posible que su familia también haya sido enviada con él, lo que sería inusual”, continuó Lee.

Los detalles sobre nuevas asignaciones o la severidad del castigo no fueron revelados originalmente en la presentación del mes pasado por el Servicio de Inteligencia Nacional (NIS) de Corea del Sur a la Asamblea Nacional.

Cuando el Partido considera que las acciones de un funcionario del gobierno son “antirrevolucionarias”, por lo general se les envía a reeducación, a trabajar y a recibir capacitación ideológica en una granja, fábrica o escuela local del Partido de los Trabajadores. Esto marcaría la segunda sentencia de reeducación para Kim Won Hong este año.

“La degradación de Kim Won Hong del Ministerio de Seguridad del Estado (a principios de 2017) por corrupción, junto con esta última degradación, probablemente signifique que será difícil para él regresar después de esto”, dijo Lee.

Lee predice que las purgas de los oficiales militares y otras figuras de élite continuarán el próximo año, diciendo que si las condiciones económicas empeoran, es probable que los funcionarios a cargo de la política económica sean también chivos expiatorios y castigados.

La alta probabilidad de que continúen las purgas para los funcionarios de alto rango, dijo Lee, podría derivarse de las directivas anticorrupción dadas en el VII Congreso del Partido en 2016.

“Lo mismo sucedió en la década de 1990, cuando el Ministro de Agricultura So Kwan Hui fue chivo expiatorio y posteriormente ejecutado por presuntamente causar la gran hambruna del país. Hoy, funcionarios de élite como el Premier Pak Pong Ju y el Vicepresidente del Partido de los Trabajadores Ahn Jong Su (a cargo de asuntos económicos) pueden convertirse en objetivos del régimen de manera similar”, agregó Lee.

Después de la aprobación en septiembre de la Resolución 2375 de la ONU que impone más sanciones a Corea del Norte, Lee cree que Corea del Norte comenzará a experimentar mayores pérdidas económicas en marzo del próximo año, ya que “generalmente toma de 6 meses a 1 año para que las sanciones económicas tengan efecto.”

Además señaló: “El gasto excesivo de Corea del Norte en sus armamentos para lidiar con la mayor amenaza de Estados Unidos de una acción militar los alcanzará en la forma de una recesión económica en marzo próximo”.

* Traducido por Colin Zwirko