Unificación Media Group
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14908&cataId=nk00100

Unificación Media Group (UMG): Hola y bienvenido. Aqui el presentador, Lee Kwang Baek. En 2015, la ONU estableció una oficina de derechos humanos en Seúl para monitorear los derechos humanos en Corea del Norte y registrar los testimonios de las víctimas de violaciones de derechos humanos. El gobierno de Corea del Sur también ha tomado medidas para registrar los testimonios de los desertores desde finales de 2016. Estos registros se utilizarán como evidencia para enjuiciar a los autores de violaciones de derechos humanos después de la unificación. Hoy escucharemos algunos relatos de primera mano de las propias víctimas y discutiremos el alcance de las violaciones de los derechos humanos que ocurren en el Norte.

Aquellos que se sintonizan desde Corea del Norte se refieren a las prisiones políticas de su país como “kwanliso”. Hay 15 localizaciones de campos de prisioneros políticos conocidos por el mundo exterior. La presión de la comunidad internacional ha hecho que solo cinco de los quince campamentos de prisioneros sigan en operación. Estimamos que hay entre 80,000 y 120,000 presos retenidos en estos campos. Si bien la existencia de los campamentos se reveló por primera vez en testimonios de ex prisioneros, pocas víctimas pueden brindarnos testimonios de primera mano sobre las zonas de control total dentro de los campamentos. Hoy hemos invitado a Ahn Myung Chul, ex guardia del campo de prisioneros, a compartir su relato de la zona de control total.

Ahn Myung Chul (Ahn): Entendemos que trabajaste como guardia de seguridad en un campo de prisioneros políticos de Corea del Norte. ¿En qué campamento estabas estacionado?

Soy originario del condado de Hongwon en la provincia de Hamgyong del Norte, y fui asignado al Departamento 7 del Ministerio de Seguridad del Estado (MSE) en 1987. No me di cuenta de qué tipo de lugar era Corea del Norte en ese momento y me asignaron a un campo de prisioneros políticos como guardia. Los campos de prisión políticos se mantuvieron en completo secreto. Recibí mi entrenamiento en el Campo 11 en Kyungsung, provincia de Hamgyong del Norte, donde entrené durante los primeros seis meses como nuevo recluta. Luego fui asignado a mi primer puesto de control, en el Campo 13 en el Condado de Onsung, Provincia de Hamgyong del Norte. Estuve allí tres años antes de que me reasignaran al Campo 26 en Pyongyang. Estuve estacionado allí durante seis meses antes de mudarme al Campo 22 en Hoeryong, donde estuve 4 años. En total, fui guardia durante unos ocho años.

UMG: ¿Entonces pasaste la mayoría de tus 20 años como guardia de prisión político?

Ahn: Fui reclutado en el ejército cuando tenía 19 años. En Corea del Norte, el servicio militar normalmente comienza a los 17 años, pero asistí a la universidad primero, así que comencé mi servicio a los 19 en un campo de prisioneros políticos. Yo era un guardia de campo justo hasta que llegué a Corea del Sur a la edad de 26 años.

UMG: Se sabe que los campos de prisioneros políticos de Corea del Norte cuentan con dos áreas principales. La “zona revolucionaria” y la “zona de control total”. ¿Puede decirnos más sobre ellas?

Ahn: El único campamento donde había tanto una zona revolucionaria y una zona de control total era el Campo 15 en Yodok. El resto fueron zonas de control completamente totales, y solo he trabajado en zonas de control total. Los periodos de trabajo en la prisión en el campo de prisioneros Yodok oscilaban entre tres y 10 años, antes de que fueran acortados a tres años en 1988. Muchas personas en la zona revolucionaria fueron liberadas durante ese tiempo. Sin embargo, Kim Jong Un cerró la última zona revolucionaria en 2012 cuando ascendió al poder. Todos los campos de prisioneros políticos en Corea del Norte son ahora zonas de control total.

UMG: ¿Aproximadamente cuántos prisioneros fueron retenidos en los campos donde trabajaste?

Ahn: No sé el número total, pero en ese momento había aproximadamente 15.000 personas en el Campo 11, 130.000 personas en el Campo 13 (que ahora está cerrado), 5.000 personas en el campo de prisioneros de Hwachon en Pyongyang (Campo 26), y 50.000 personas en el Campo 22 (campo de prisioneros de Hoeryong). El tamaño geográfico del Campo 22 es aproximadamente del tamaño de Seúl, y alrededor de 2.000 empleados operan el campamento.

UMG: Las prisiones son más grandes y hay más personas encarceladas de lo que la mayoría esperaría.

Ahn: Todos los campos de prisioneros están construidos para aprovechar el terreno y las características geográficas circundantes. Hoeryong está cerca de una cuenca rodeada de altas montañas, mientras que el Campo 22 es como la meseta de Kaema, en una llanura rodeada de altas montañas. El número de prisioneros difiere significativamente según el tamaño de cada campamento.

UMG: La gente dice que es imposible salir con vida una vez que estás preso en una zona de control total. La vigilancia y el control deben ser extremadamente estrictos. ¿Qué tipo de métodos se usan para controlar a los prisioneros?

Ahn: El nivel de vigilancia es el mismo tanto para la zona revolucionaria como para la zona de control total. Los presos enviados a la zona revolucionaria fueron enviados originalmente con sus familias antes de 1988, los presos fueron encarcelados sin otros familiares después de 1988. El resto, es decir, las zonas de control total, son prisiones familiares bajo el sistema de culpabilidad por asociación. Las aldeas se forman dentro de los campamentos debido a la cantidad de personas. La vigilancia y la seguridad difieren de un departamento a otro, como los departamentos de seguridad y administración.

Los guardias aseguran las afueras del campo de prisioneros. Instalamos cercas eléctricas de 2 metros de alto y 50 centímetros de ancho, y cavamos zanjas de 3 metros de profundidad llenas de lanzas de bambú y clavos grandes para evitar que los internos escapen. Teníamos todo excepto minas terrestres. Hay puestos de vigilancia temporales cada 1-2 km llamados “Mang-ru”, y están montados con ametralladoras. Los guardias son responsables de la seguridad externa, mientras que otros departamentos son responsables de la vigilancia interna de diversas áreas. El área minera tiene su propia unidad de seguridad y cada área tiene su propio sistema de vigilancia y puestos de guardia.

A los presos se les debe emitir un permiso de viaje para trasladarse de un pueblo a otro. Los permisos de viaje son emitidos por la oficina de administración de MSE por un “confirmador”. Los presos también deben viajar dentro de un tiempo asignado, con el tiempo asignado en función de la distancia de viaje. El “confirmador” anota la hora de partida del preso en una libreta. Los prisioneros viajan en grupos de cinco y virtualmente no se les permite viajar solos. Tres de los cinco son espías del MSE colocados para monitorearse entre sí. Si la hora de salida es a las 7 a.m. y la hora de llegada está fijada a las 9 a.m. y llegan temprano o a tiempo, no hay ningún problema. Pero si llegas incluso 10-20 minutos tarde, eres interrogado. Moverse a cualquier parte por tu cuenta no esta permitido, y los demás viajeros lo vigilan constantemente.

El sistema de vigilancia dentro de una zona de control total hace que sea imposible escapar. Los reclusos se vigilan mutuamente, y por supuesto está el personal de DSE (Departamento de Seguridad del Estado – SSD en ingles). Hay puestos de guardia ocultos en cada aldea. Los guardias cavan túneles subterráneos para acceder a estos puestos y vigilan el pueblo desde las 8 p.m. hasta las 5 a.m. El sistema es infalible. Hasta donde yo sé, nadie ha escapado con éxito de una zona de control total.

UMG: ¿Ha habido intentos de escape?

Ahn: En varias ocasiones. Me enviaron al Campo 13 en octubre de 1987, y hubo un intento de fuga justo antes de llegar. Un prisionero que realizó reparaciones en el automóvil del comandante del campo intentó escapar con su automóvil. El auto comenzó a moverse y los guardias simplemente asumieron que el comandante estaba dentro del vehículo dirigiéndose a algún sitio. El prisionero llegó al río Tumen, dejó el automóvil y escapó a China. Pero el prisionero fue llevado nuevamente al campo de prisioneros después de una operación conjunta de la policía china y Corea del Norte lo capturara, y fue ejecutado públicamente. Toda una familia también intentó escapar durante mi tiempo allí. No conocían la geografía local y se escondieron en lo profundo de las montañas, pero nunca llegaron al río Tumen y fueron rastreados por perros militares.

UMG: ¿Cuál es el castigo por intentar escapar?

Ahn: El castigo por intentar escapar es siempre la ejecución pública. Hay dos tipos de ejecuciones dentro de los campos de prisioneros, públicas y secretas. Aquellos que intentan escapar son ejecutados públicamente. También puede ser ejecutado públicamente por intentar matar a un agente de seguridad o guardia de la prisión, dañar el equipo del campamento de prisioneros, ser responsable de la muerte de una vaca debido a una mala administración o cualquier otra razón necesaria para enviar una advertencia a los presos. A los prisioneros se les dispara con un rifle AK o se les cuelgan.

Participé en 20 ejecuciones públicas durante ocho años. Nunca ejecuté a nadie, pero como conductor, tuve que transportar a los soldados al sitio de ejecución. El objetivo de las ejecuciones públicas es generar miedo en todos, de modo que ni siquiera se atrevan a considerar escapar.

La mayoría de las ejecuciones secretas se llevan a cabo por corrupción o violación. Un agente de seguridad del Estado que viola e insemina a una prisionera no puede ser ejecutado, simplemente porque es un agente de seguridad del estado. Es imposible saber cuántas ejecuciones secretas de prisioneros han tenido lugar.

Cada aldea dentro de un campo de prisioneros se divide en grupos de trabajo, y dos agentes de seguridad del estado se asignan a cada grupo. Un agente es de un departamento de seguridad y el otro de la administración, y cada uno tiene su propia oficina. Los prisioneros se turnan para limpiar y administrar estas oficinas. Estos prisioneros son siempre mujeres y terminan convirtiéndose en juguetes sexuales de los agentes de seguridad del estado. A pesar de esto, los prisioneros compiten entre sí por el puesto porque generalmente se los envía a un lugar de trabajo más fácil si lo hacen bien. Pero se convierte en un problema importante si quedan embarazadas.

UMG: ¿Pueden los agentes de seguridad del estado ser ejecutados bajo cargos de corrupción?

Ahn: Los agentes de seguridad no están sujetos a ejecuciones. Cualquier prisionero se ejecuta en su lugar. Si un agente de seguridad del estado comete un gran delito, son dados de baja sin honores. Estas personas son constantemente vigiladas cuando regresan a la vida civil.

UMG: ¿Por qué ejecutan mujeres embarazadas en lugar de realizar abortos?

Ahn: Las mujeres embarazadas solo son ejecutadas si un aborto está fuera de discusión, cuando casi están por dar a luz. Hubo un sargento de pelotón llamado Kim Man Chul en el Campo 13. Pasó un año y de repente nos dijeron que nos reuniéramos en el campo de entrenamiento a toda prisa. Llamaron al sargento de pelotón Kim Man Chul, luego lo despojaron de sus insignias, membresía y rango del Partido. Fue deshonrosamente despedido en el acto, y enviado a casa. Le pregunté a alguien por qué lo habían enviado a casa y me dijeron que había hecho algo que no debería haber hecho. Su rango de sargento de pelotón significaba que había servido durante 10 años, y eso le da cierta antigüedad. Estaba patrullando por su cuenta cuando se encontró con una bella prisionera. Mantuvo su embarazo en secreto al usar una manta para bebés para cubrir su creciente bulto. Todo el campamento se sorprendió cuando de repente dio a luz.

Hay certificados de matrimonio especiales en los campos de prisioneros. Debe obtener un certificado de matrimonio especial para tener permiso para concebir. Normalmente esto no sería un problema, pero se convierte en una situación indeseable si una mujer da a luz sin aprobación. Esto se debe a que los campos de prisioneros están hechos para “aniquilar a tres generaciones de una familia”, por lo que crear una nueva generación es un problema. Entonces comenzaron a investigar la identidad del padre. La prisionera pensó que recibiría menos castigo porque era agente de seguridad, por lo que les contó toda la verdad.

Lo que se desarrolló fue realmente horrible, el bebé fue hervido como comida para perros para perros militares, la madre fue ejecutada en secreto, y Kim Man Chul fue despedido.

UMG: ¿Las ejecuciones secretas son similares a las ejecuciones públicas?

Ahn: Los prisioneros reciben un disparo en la cabeza dentro de una sala de detención o son estrangulados con cables gruesos. Es una muerte rápida a medida que los enrollas en las manos, y luego tiras.

UMG: ¿Por qué crees que las autoridades de Corea del Norte han construido estos campos de prisioneros para monitorear y castigar a las personas?

Ahn: Kim Il Sung escribió una memoria justo antes de morir. Él dijo: “Mi historia es la historia de la lucha contra los oportunistas sectarios”. Esto demostró que Kim Il Sung guardaba amargos sentimientos hacia aquellos que se le opusieron durante toda su vida. Los campos de prisioneros fueron hechos para encarcelar a quienes no lo apoyaban, y se convirtieron en un componente crucial para mantener su dictadura. Los campos de prisioneros se establecieron para que la gente pudiera “probar la fuerte mentalidad de la dictadura del proletariado”. Él purgó sin piedad a cualquiera que amenazara con su poder o aquellos que no lo apoyaban. Necesitaba un lugar para aislarlos, y esa es una de las razones principales por las que se construyeron los campamentos.

UMG: El Sr. Ahn Myung Chul, que fue guardia en varios campos de prisioneros políticos de Corea del Norte durante más de 8 años. Gracias por estar con nosotros.

En 2014, el COI de la ONU informó que el régimen norcoreano estaba cometiendo sistemáticamente crímenes de lesa humanidad dentro de sus campos de prisioneros políticos. Nos acompaña la Profesora Jo Jung Hyun de la Facultad de Derecho de la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros para escuchar su experta opinión sobre el testimonio del Sr. Ahn Myung Chul.

¿Cuál es su opinión sobre las atrocidades que se cometen dentro de estos campos de prisioneros políticos?

Jo Jung Hyung (Jo): Como mencionaste, los campos de prisioneros políticos son el ejemplo más atroz de los crímenes contra la humanidad del régimen de Corea del Norte. Las violaciones de los derechos humanos que ocurren en las cárceles menores como los centros de trabajo disciplinario y los campos de trabajo correccional (también conocidos como campos de reeducación) son lo suficientemente graves, pero la gravedad de los crímenes cometidos en los campos de prisioneros políticos es extremadamente grave.

Es por eso que el régimen de Corea del Norte sigue negando la existencia misma de los campos a pesar de la gran cantidad de testimonios y pruebas concretas, incluidas las imágenes de satélite.

Estos prisioneros no reciben el debido proceso legal y son retenidos arbitrariamente. Sus familias también están encarceladas bajo el sistema de culpabilidad por asociación y sometidas a tortura, violencia, agresión sexual, trabajos forzados, inanición y ejecuciones sumarias. Muchos mueren por falta de atención médica básica. Todos los prisioneros son privados de sus libertades y derechos básicos. Preveo que los campos de prisioneros políticos se convertirán en el principal problema cuando llegue el momento de buscar la rendición de cuentas por las violaciones a los derechos humanos de Corea del Norte.

UMG: El pueblo de Corea del Norte sigue sufriendo bajo los sistemáticos abusos de los derechos humanos. Corea del Sur y la comunidad internacional están preparando pruebas y testimonios para enjuiciar a los autores de estas violaciones. Hacemos un llamado a Corea del Norte para que inmediatamente permita los derechos básicos a todos sus ciudadanos.

* Traducido por Suki Son (del coreano al ingles)