Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14882&cataId=nk01500

[Imagen superior: Kim Jong Un visita una fábrica de harina de patata recién construida en la provincia de Ryanggang, Condado de Samjiyon, como se informó en un artículo publicado el 6 de diciembre por el periódico controlado por el partido Rodong Sinmun.]

Se informó que al menos un residente local de Corea del Norte en el condado de Samjiyon fue arrestado por hacer una llamada telefónica a Corea del Sur, mientras que Kim Jong Un estaba en el área mientras visitaba una fábrica. El individuo parece haber ignorado el hecho de que la visita del líder a cualquier área implicaba controles más estrictos.

“Una mujer fue arrestada en el lugar por oficiales y personal encubierto con ropa de civil de la Unidad de Investigación de Conspiración del Ministerio de Seguridad del Estado (MSE)”, informó una fuente de la provincia de Ryanggang en una llamada telefónica con Daily NK el 7 de diciembre. “El incidente ocurrió en una colina detrás de una oficina de mando militar del 12° Cuerpo del Ejército Popular de Corea”.

“La mujer no tenía idea de que la visita de inspección del líder superior al condado de Samjiyon resulta en un mayor estado de vigilancia para las agencias de seguridad. Hizo una llamada telefónica al mundo exterior (Corea del Sur), y el MSE la detuvo”, continuó la fuente.

El área donde ocurrió el arresto, una colina cerca de un puesto de comando militar, normalmente se ve como un lugar tranquilo, alejado de la vista del MSE. La mujer supuestamente creía que estaría a salvo, pero la visita de Kim Jong Un hizo que las autoridades locales estuvieran en alerta máxima y fue detectada”.

“Debido a que la residente fue arrestada durante la visita del líder, es probable que el castigo sea severo”. La visita sobre el terreno de [Kim Jong Un] se supone que nos está ayudando a los residentes, pero en cambio nos agobia”, agregó la fuente.

Según la fuente, el MSE de la provincia de Ryanggang y el personal del Ministerio de Seguridad del Pueblo (MPS) han estado tomando medidas enérgicas contra los forasteros que ingresan a la ciudad de Hyesan y al condado de Pochon desde enero de 2017.

Las autoridades municipales y provinciales se han estado disfrazando de residentes comunes y patrullando áreas cercanas a los hitos históricos revolucionarios y en las proximidades de la ubicación actual de Kim Jong Un.

“Las inspecciones y la vigilancia en la región se han reforzado con el establecimiento de casetas de vigilancia operadas por el MSE. El ejército del condado de Samjiyon se ha movilizado para bloquear el movimiento de vehículos también”, agregó una fuente independiente en la provincia de Ryanggang.

“El hecho de que el movimiento de residentes todavía se está controlando hasta hoy [7 de diciembre] indica que él [Kim Jong Un] todavía está en el condado de Samjiyon. Cuanto antes se vaya, más rápido podremos regresar a nuestras vidas normales”.

El artículo de Rodong Sinmun del 6 de diciembre informa que Kim Jong Un visitó una fábrica de harina de patata recién construida en el condado de Samjiyon. Los medios de Corea del Norte suelen revelar el paradero del líder uno o dos días después de la aparición. Por esta razón, se supone que visitó la fábrica los días 4 o 5. Los medios estatales no han informado sobre su ubicación desde la aparición en la fábrica.