Por Jieun Kim
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.rfa.org/english/news/korea/defectors-12082017105529.html

[Imagen superior: Corea del Norte vista desde el  Yalu en la frontera con China en una foto de archivo. AFP]

Un hombre y una mujer norcoreanos que escaparon de su país por separado y se casaron más tarde en Corea del Sur se han vuelto a Corea del Norte y están ayudando a los agentes de seguridad del estado a identificar y arrestar ciudadanos sospechosos de tener contactos en el sur, dicen fuentes en ambas Coreas.

Más de 20 residentes de la ciudad de Hyesan en la provincia de Yanggang ya han sido detenidos según información proporcionada por la pareja, dijo una fuente en Yanggang al Servicio Coreano de RFA.

“Los residentes están aterrorizados de que la pareja, llamada Sohn, pueda señalar aún más entre ellos”, dijo la fuente de RFA, que habló bajo condición de anonimato.

Los desertores, que se habían asentado anteriormente en Corea del Sur, volvieron a Corea del Norte a fines de octubre y regresaron a la ciudad de Hyesan, donde ahora viven en un apartamento que les asignaron las autoridades estatales, dijo la fuente.

“A su regreso, dieron al gobierno 500,000 yuanes chinos [75,545 dólares] y supuestamente proporcionaron información sobre las identidades de otros desertores y sus actividades en Corea del Sur”, dijo la fuente.

“Aquellos que fueron arrestados debido a la información que la pareja proporcionó son familias de desertores o personas que han tenido conversaciones telefónicas con personas en Corea del Sur”, dijo. “Debido a que ahora se sospecha que están asociados con Corea del Sur, serán castigados severamente”.

Problemas para ajustar

Otro testimonio, de un desertor norcoreano que vive en Incheon, Corea del Sur, le dijo a RFA que había conocido a la mujer de la pareja cinco años antes, cuando ambos fueron alojados en la instalación de reasentamiento de Hanawon para desertores en Corea del Sur.

“Cuando la llamé recientemente, descubrí que había regresado a Corea del Norte”, dijo, y también habló con la condición de anonimato.

“Sohn estaba desempleada, y con frecuencia nos mantuvimos en contacto”, dijo, y agregó: “Sohn tenía 37 años y solía vivir en la ciudad de Cheonan, en Chungcheong del Sur, y se mudó a Incheon este año”.

“Su esposo, que tiene poco más de 40 años, pidió préstamos a un banco y algunos conocidos para comenzar un negocio, pero luego la pareja desapareció sigilosamente después de arreglar los asuntos con su casa”, dijo.

El esposo de Sohn había vivido en Corea del Sur durante los últimos 13 años y había conocido a Sohn cuando desertó al sur hace cinco años, dijo.

“Pero a menudo tenían problemas familiares debido a sus dificultades para adaptarse a la sociedad”.

El Departamento de Seguridad del Estado de Corea del Norte ha intentado durante años inducir a los desertores a regresar a sus hogares, a menudo a través de combinaciones de promesas de recompensa financiera y amenazas contra familiares que se quedaron atrás, según las fuentes.

Reportado por Jieun Kim para el Servicio Coreano de RFA. Traducido por Leejin Jun. Escrito en inglés por Richard Finney.