Unificación Media Group
Traducido por Josué de JUan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14879&cataId=nk01502

Unificación Media Group (UMG): Aunque parece que fue ayer cuando todos estábamos haciendo nuestros propósitos de Año Nuevo para 2017, diciembre está sobre nosotros una vez más. Ahora todos estamos reflexionando sobre el año y nuestros éxitos y decepciones. También tenemos curiosidad sobre cómo nuestros vecinos del norte están pasando su tiempo. El corresponsal especial Kang Mi Jin se une nuevamente a nosotros para analizar cómo los norcoreanos pasarán el año nuevo y qué tipo de propósitos van a hacer.

Kang Mi Jin (Kang): Como sabemos, las personas en Corea del Sur en su mayoría hacen propósitos para ahorrar dinero, ponerse a dieta o comprar un automóvil nuevo, etc., y esperan tener salud y felicidad. ¿Pero qué hay de los norcoreanos?

A principios de este año, hablé con un residente del distrito de Kaeson de Pyongyang que me contó sobre los planes de Año Nuevo de su familia. Ella dijo que su familia planeaba instalar paneles solares en su casa y que a pesar de los gastos universitarios, querían ahorrar para ello.

Las familias tienden a planificar su año de esta manera según la cantidad de dinero que esperan tener. Las familias adineradas pueden planear comprar un televisor montado en la pared, un segundo refrigerador o mudarse a un hogar mejor. Por otro lado, una familia pobre puede decidir ayudar a ahorrar para un artículo en particular que la familia necesita.

UMG: Aunque hay una creciente brecha de riqueza en Corea del Norte, ¿existe una diferencia similar en los planes de Año Nuevo según el estado?

Bueno, los paneles solares son en realidad un producto que ve la demanda de ricos y pobres por igual. Esto es natural teniendo en cuenta la falta general de electricidad en todo el país desde la hambruna de la década de 1990, e incluso en las vacaciones la gente se pregunta si habrá o no electricidad.

Pero gracias a los paneles solares, estas quejas son cada vez más escasas. Casi en todas partes, desde las principales ciudades hasta los pueblos del interior, las personas han podido acceder a la electricidad en cierta medida mediante el uso de paneles solares. Además de esto, las plantas de carbón han comenzado a producir más electricidad para el consumo interno ya que las sanciones internacionales han impedido las exportaciones de carbón.

UMG: ¿Entonces quiere decir que las sanciones realmente han tenido un efecto positivo en las personas?

Kang: He visto a través de imágenes enviadas por residentes de Pyongyang y Kaesong que los paneles solares ahora son comunes en los edificios de apartamentos. También he visto pruebas similares en Rason y en la zona montañosa de Myongchon. Las tiendas y negocios en la calle Ryomyong y en la calle de los científicos Mirae en la capital ahora tienen letreros bien iluminados para atraer clientes durante la noche, y las personas que vienen de fuera de la ciudad están reaccionando positivamente, diciendo que les ayuda a encontrar lugares más fácilmente. Así que sí, hay formas en que las sanciones han perjudicado a las personas, pero el aumento en el suministro de electricidad es, al menos, un aspecto positivo.

UMG: ¿Pueden dar más detalles sobre los propósitos de Año Nuevo hechos por los funcionarios y la élite?

Kang: Recientemente tuve la oportunidad de hablar con un residente de Pyongyang que había viajado hasta la región fronteriza. Me dijo que su esposa quería que tuvieran un televisor montado en la pared este año. Se mudaron a un nuevo hogar el año pasado, por lo que aparentemente estaban planeando comenzar a ahorrar dinero nuevamente, pero después de recibir un poco más de dinero, su esposa le hostigó para que siguiera adelante y comprara el televisor. Dijo que al día siguiente, su esposa preparó una comida especial para él. En Corea del Norte, donde es típico que las mujeres sean amas de casa, la esposa a menudo preparará una buena carne u otro plato exquisito para su esposo como agradecimiento en tales situaciones.

Pero luego está el otro lado de la historia. Hubo un trágico caso del que me contaron, en el que una mujer heredó las deudas de su esposo que había muerto repentinamente en un accidente. Ella había planeado todo el año comprar un teléfono móvil para su hija pequeña que recién se había graduado de la escuela secundaria, pero debido a las circunstancias, no pudo hacerlo. Ella dijo que las personas simplemente tienen que renunciar a sus planes cuando el negocio falla u ocurren accidentes.

UMG: ¿Qué tipo de artículos consideran las personas como compras esenciales durante el año nuevo?

Kang: Dependiendo de la riqueza de una persona, es posible que quieran comprar una variedad de cosas diferentes, por lo que es difícil detallar exactamente qué artículos son más buscados. Pero hay algunos ejemplos comunes, como televisores, neveras o bicicletas. Los artículos relacionados con bodas también son muy populares, ya que hay muchas bodas en esta época del año. Algunas familias también se enfocan en conseguir que todos tengan chaquetas de invierno o ropa interior de invierno. Aunque puede que no haya el mismo tipo de propósitos de estilo de vida como en el Sur, como resolver dejar de fumar o seguir una dieta, las personas de ambos lados de la frontera también piensan en el futuro y establecen planes y metas que desean lograr en el año Nuevo.

UMG: ¿Qué tan caros son los artículos como para que la gente tenga que ahorrar todo el año para comprarlos?

Kang: en Pyongyang y Pyongsong, las neveras cuestan entre 300/450 dólares, mientras que los televisores cuestan entre 60-105 dólares. En Chongjin, se informa que las bicicletas eléctricas se venden por 540,000-610,000 KPW (67-75 dólares). Encontramos que el precio de las bicicletas en Hyesan es de 300,000-420,000 KPW (37-52 dólares) el precio más bajo, y alrededor de 840,000 (105 dólares) en el más caro.

Una chaqueta de invierno acolchada es uno de los artículos más fácilmente accesibles. Las chaquetas más baratas se pueden comprar por alrededor de 50,000 KPW (6 dólares), mientras que las chaquetas caras cuestan alrededor de 3,5 millones de KPW (437 dólares). Puedes imaginar lo mucho que debe trabajar una persona durante todo el año para ahorrar lo suficiente para comprar una de estas chaquetas.

UMG: Gracias de nuevo por acompañarnos hoy.