Unificación Media Group
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14873&cataId=nk01500

Unificación Media Group (UMG): Según informes, se han establecido instalaciones psiquiátricas temporales en la provincia de Pyongan sur debido a un reciente aumento de casos de esquizofrenia en la región. Las instalaciones temporales se han construido para poner en cuarentena y tratar a los pacientes, que durante tiempos económicos difíciles se han vuelto adictos a las drogas recreativas, y están haciendo cosas como prender fuego a sus propios hogares y dañar las propiedades públicas. El periodista Seol está aquí para contarnos más sobre estos desarrollos.

Seol Song Ah (Seol): El aumento de la mercantilización ha aumentado el consumismo dentro de la población de Corea del Norte. Esto ha aumentado gradualmente a lo largo de los años, pero ahora la situación ha empeorado. Las sanciones más severas impuestas a Corea del Norte han desorganizado los mercados, mientras que las autoridades norcoreanas continúan recaudando impuestos irrazonablemente altos. La competencia por la supervivencia económica se ha intensificado, dando lugar a un entorno altamente estresante. Las víctimas son cada vez más dependientes del alcohol y las drogas ilícitas, y esto se refleja en un aumento reciente en el número de pacientes que padecen esquizofrenia y psicosis.

En respuesta, las autoridades de Corea del Norte han establecido una clínica de rehabilitación en la provincia de Pyongan del Sur para combatir el problema. Todos los pacientes “diagnosticados” son enviados por la fuerza a la clínica, principalmente por sus familias, y están sujetos a la terapia electroconvulsiva (TEC). Las autoridades cobran tarifas de tratamiento a cambio. Después de una rehabilitación exitosa, los pacientes están sujetos a un interrogatorio policial sobre la fuente de sus drogas. Este interrogatorio puede convertirse en una nueva fuente de estrés y ha habido algunos casos en los que desencadenó una recaída.

En el programa de hoy, me gustaría compartir algunas historias de todo el país que ilustran la propagación de la enfermedad mental en la sociedad de Corea del Norte como una parte del efecto de la mercantilización.

UMG: Me dijeron que todas las regiones de Corea del Norte tenían un hospital psiquiátrico. ¿Cuáles son las diferencias entre los hospitales existentes y las instalaciones recién construidas?

Seol: cada provincia de Corea del Norte tiene un “hospital n.° 49”, y las ciudades más grandes tienen sus propios hospitales para el área. El gobierno introdujo previamente el Artículo 49 (que da nombre a los hospitales), una ley que ordena la detención de pacientes con enfermedades mentales, allá por 1965. Estos hospitales están oficialmente registrados en el estado, pero las instalaciones son más como centros de detención que hospitales, y están ubicados lejos de las áreas civiles. El “hospital No.49” en la provincia de Pyongan del sur se encuentra en el condado de Yangduk, una zona famosa por sus profundos bosques.

Los tratamientos son gratuitos solo de nombre. La mayoría de los pacientes son enviados con el consentimiento de la familia y sufren de condiciones hereditarias. Se sabe que la tasa de reintegración exitosa en la sociedad es inferior al 10%, y los pacientes anteriores son readmitidos si recaen.

Por otro lado, la nueva instalación psiquiátrica construida en Pyongan del sur hace dos años se llama el “hospital de ayuda a la adicción” y está funcionando temporalmente. Fue construido en respuesta a disturbios públicos causados ​​por adictos bajo la influencia de drogas ilícitas. Los pacientes que cometen incendios premeditados o que dañen bienes públicos son ingresados ​​por la fuerza en el hospital por sus respectivos gobiernos locales.

UMG: Se puede interpretar la instalación de la instalación temporal como respuesta a estos incidentes en particular. ¿Qué tipo de tratamiento reciben los pacientes y por cuánto tiempo son tratados?

Seol: Ellos principalmente reciben TEC. Dependiendo de los síntomas, los pacientes a veces también son medicados. El período de tratamiento regular es de un mes y la familia tiene que pagar la factura. La contradicción de la “asistencia médica gratuita universal” de Corea del Norte también se pone de manifiesto aquí. Sin embargo, la tasa de recuperación exitosa se ha reclamado en más del 50% en este hospital, de acuerdo con nuestras fuentes de Pyongan del sur.

El verdadero problema es el creciente número de pacientes. Corea del Norte no tiene un presupuesto nacional, como Corea del Sur, para abordar el problema a través de un enfoque sistemático. No hay clínicas de salud mental u oficinas de consejería, lo cual no es un buen ambiente para la salud mental en general. Los servicios de consejería al menos ofrecerían alternativas para lidiar con el estrés mental, pero se les dice a las personas que soporten su dolor y “solo creen en el Líder Supremo (Kim Jong Un) y todo estará bien”. Entonces, las personas recurren naturalmente a las drogas para aliviar su ira y angustia.

Una fuente de Pyongan del sur dijo recientemente a Daily NK que el número de usuarios de philopon (metanfetamina) aumenta continuamente, y continuó diciendo que “el problema más grande es que la mayoría de los residentes no entienden que incluso una pequeña dosis, durante un período de tiempo, puede desencadenar síntomas de esquizofrenia. No tienen una idea de la magnitud de su dependencia”.

UMG: Parece que los pacientes ingresados ​​en este hospital son casos graves.

Seol: Nuestras fuentes nos dijeron que el 90% de los pacientes son drogadictos con un mayor potencial de abuso y aproximadamente el 9% muestran signos de dependencia del alcohol. Hay casos en que los usuarios de metanfetamina por primera vez también muestran signos de esquizofrenia.

En julio, por ejemplo, un empresario en el condado de Songchon fumó hielo (metanfetamina) durante un mes entero después de que su negocio fracasara, y luego prendió fuego a toda su casa, que se extendió y también incendió la casa de su vecino. Hay otros casos en que la gente está prendiendo fuego a edificios públicos o a sus propios hogares y algunos terminan muriendo en el incendio.

“La Sra. Park, una mujer de unos 40 años, era una conocida donju (el nuevo rico de Corea del Norte) en Seoksu-dong, Ciudad de Sunchon. Pero ella comenzó a desarrollar un hábito de metanfetamina después de un descenso en su negocio. Un día, de repente comenzó a romper su nevera y televisor con un hacha y rompió todas las ventanas de vidrio en el balcón de su apartamento”, dijo una fuente en la provincia de Pyongan del Sur.

Luego recuperó brevemente la compostura y estaba a punto de saltar por la ventana y suicidarse, pero afortunadamente su esposo la agarró en el último momento. Alguien llamó al hospital y fue liberada después de recibir TEC durante dos meses. Parece que no ha podido llevar una vida normal desde entonces y continúa usando la sustancia.

UMG: Es una situación desafortunada. Volviendo al hospital, ¿dónde está ubicado?

Seol: A diferencia del “Hospital No. 49”, esta instalación se encuentra en el centro de la ciudad. Se está llevando a cabo en un edificio propiedad del gobierno en Kangpo-dong, ciudad de Sunchon, en la provincia de Pyongan, en el camino a Ryongbong-ri. Debido a la cantidad de pacientes que causan incidentes sociales y públicos, la instalación se ve como una solución rápida para evitar daños mayores.

UMG: ¿Los menores también están siendo admitidos en las instalaciones?

Seol: Hubo un caso que involucraba a un joven de 17 años de la ciudad de Pyongsong. La Escuela Secundaria Kim Jong Suk No. 1 está situada justo a la entrada del centro de Pyongsong. Un nuevo edificio de apartamentos fue construido cerca de la escuela hace unos tres años. Un administrador de la mina de oro de la provincia de Pyongan del norte se mudó al nuevo apartamento con su hijo y su hija, y llevó una vida tranquila hasta que su hijo se volvió adicto a la metanfetamina. Dicen que a menudo amenazaba a su madre con un cuchillo de cocina por dinero. Eso acabó con él finalmente atacándola.

Los padres, después de mucha discusión, lo enviaron a las instalaciones. Los menores solo pueden ser admitidos con el consentimiento de sus padres.

UMG: Antes mencionó que los pacientes totalmente recuperados son interrogados por la policía estatal. ¿Podría decirnos más sobre esto?

Seol: La policía clasifica a los pacientes recuperados como drogadictos. Estos pacientes, aunque son intencionalmente pirómanos, no pueden ser arrestados en la escena del crimen debido a su enfermedad mental. Sin embargo, se considera que son normales después de ser dados de alta del hospital. Entonces son enviados inmediatamente a la policía para interrogarlos. El objetivo principal es identificar la fuente de sus drogas. Una fuente con conocimiento de la situación dijo que esto puede causar estrés adicional para los pacientes, lo que hace que recaigan y sean readmitidos.

“Los niveles de consumo están aumentando, pero la falta de trabajo y el aumento de los impuestos están jugando en la mente de la mayoría de los residentes. Si las autoridades no establecen un plan para contrarrestar esto, habrá más problemas de salud mental en el futuro”, explicó.

Todavía no se sabe si se han establecido instalaciones temporales similares en todo el país o solo en la provincia de Pyongan del Sur.

* Traducido por Suki Son