Por Kim Ji Seung
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14849&cataId=nk00100

El Jefe del Buró Político General de Corea del Norte, Hwang Pyong So, el Primer Diputado Kim Won Hong y otros funcionarios del departamento han sido castigados recientemente, como se revela en una presentación a los legisladores del Servicio de Inteligencia Nacional (NIS) de Corea del Sur. El último informe de inteligencia ha planteado la posibilidad de otra posible purga de funcionarios de alto rango en Corea del Norte.

El NIS informó a los legisladores que “Choe Ryong Hae, vicepresidente del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK), dirigió una inspección del Buró Político General (GPB) militar -la primera en 20 años- y el castigo de Hwang fue aparentemente el resultado de su actitud inapropiada hacia el Partido”.

Hwang fue visto por última vez con Kim Jong Un durante una inspección oficial de un huerto en el condado de Kwail, provincia de Hwanghae del Sur el 21 de septiembre. Su asistencia más reciente a un evento oficial fue el 70 aniversario de las Academias Revolucionarias Mangyongdae y Kang Pan Sok el diciembre pasado.

Daily NK habló con Ahn Chan Il, Director del Centro de Investigación de Corea del Norte, quien dijo: “Kim Jong Un reorganiza el liderazgo para permitir la ejecución del desarrollo nuclear y económico a gran escala el año próximo. Anteriormente, colocó a su hermana Kim Yo Jong en el Departamento de Orientación de la Organización (OGD) del Partido de los Trabajadores, y ahora él está tratando de reemplazar a los oficiales militares con figuras que sigan sus instrucciones”.

Con respecto a la primera inspección del Buró Político General en 20 años, Ahn dijo que el GPB se consideraba un cuerpo tan integral del ejército que no había cambiado mucho a lo largo de los años.

“Kim Jong Un incluso continuó apoyando al GPB durante su gobierno, pero ahora está buscando mejorar su propio poder debilitando el GPB”, señaló.

Los analistas sugieren que el movimiento está relacionado con el miedo de Kim Jong Un a las luchas generacionales entre la vieja guardia de los revolucionarios antijaponeses de Kim Il Sung y la nueva generación de élites, y que no se debe a ‘actitudes inapropiadas’ de los líderes .

Hong Min, director del Centro de Investigación de Corea del Norte del Instituto de Unificación Nacional de Corea, dijo: “Nadie podía tocar el GPB durante la era del Songun (militar primero). Pero después del VII Congreso del Partido (en 2016), el sistema de liderazgo del Partido fue restaurado y el poder de cuerpos militares como el GPB y la Comisión de Defensa Nacional fue disminuido “.

“El GPB no ha sido desafiado debido a una sospecha de abuso de poder. En realidad, la inspección tenía el propósito de restringir el estado de la organización o indicar su intención (de controlar el GPB)”, continuó Hong.

El profesor visitante de la Universidad de Woosuk, Jeon Hyeon Joon, cree que este evento marca el comienzo de una nueva purga a gran escala “que recuerda el incidente de Shim Hwa Jo de 1997, donde miles de funcionarios fueron purgados por el DAG para preservar el sistema norcoreano.” Jeon también dijo que aunque es tradición en Corea del Norte que todos se espiasen entre sí, el movimiento contra el GPB pretende suprimir una posible fuente de poder independiente.

Sin embargo, Kim Jong Un todavía puede ver cierta importancia en la utilización de los miembros de la vieja guardia, como lo demuestra su elección de Choe Ryong Hae para dirigir la inspección del GPB. Choe es el hijo de Choe Hyon, un revolucionario antijaponés que luchó junto a Kim Il Sung y que anteriormente también fue Ministro de las Fuerzas Armadas del Pueblo. Choe experimentó una breve caída en desgracia cuando fue degradado del GPB en abril de 2014 y fue enviado a reeducación revolucionaria en una granja cooperativa provincial en noviembre de 2015.

* Traducido por Colin Zwirko