Unificación Media Group
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14847&cataId=nk01502

Unificación Media Group (UMG): en la mayoría de las naciones modernas, atender a un resfriado es un asunto relativamente sencillo. Pero en Corea del Norte, donde el sector de la salud tiene problemas incluso para hacer frente a dolencias simples, la situación es bastante diferente. De hecho, la capacidad de acceder a la atención en el “sistema médico universal gratuito” de Corea del Norte está directamente relacionada con el estado de la profesión del paciente y el tamaño del soborno que puede pagar. Entonces, cuando la mayoría de los residentes se enferman, no tienen más remedio que recurrir a los mercados.

Hoy, hablamos con el corresponsal especial Kang Mi Jin para obtener más información sobre la industria de la salud de Corea del Norte. El régimen de Corea del Norte pregona la atención médica gratuita, supuestamente universal y para todos los ciudadanos, pero me pregunto qué cosas realmente ocurren realmente.

Kang Mi Jin (Kang): Según fuentes internas, es cierto que el sistema de atención médica es gratuito, pero es tan malo que la mayoría de los residentes prefieren no usarlo en absoluto.

A diferencia de los ricos y con buenas conexiones, la mayoría pobre en Corea del Norte tiene dificultades para recibir el tratamiento adecuado. Los residentes ordinarios son rutinariamente empujados a listas de espera de cirugías para dar paso a la élite.

Entonces, la mayoría de la gente prefiere usar remedios caseros y automedicarse en lugar de buscar tratamiento en un hospital. Hoy, obtendremos información de primera mano sobre cómo los residentes de Corea del Norte usan dispositivos médicos.

UMG: Hemos sabido que la mayoría de los dispositivos médicos que usan los residentes comunes tienen décadas de antigüedad, mientras que los usados por el régimen y el círculo interno de Pyongyang son bastante modernos.

Kang: Hace tiempo que sabemos que el sistema de salud de Corea del Norte está hecho pedazos. Desde mediados de la década de 1990, la atención médica gratuita prácticamente ha desaparecido.

Recientemente hablé por teléfono con un residente de Corea del Norte que vive en la ciudad de Pyongsong. Dijeron que debido a que los dispositivos médicos personales disponibles en los mercados de Pyongsong son caros, la gente tiende a ir a la provincia de Ryanggang, que tiene mercados más orientados al mercado internacional que venden dispositivos médicos al por mayor a precios más baratos.

UMG: ¿Qué tipo de dispositivos son populares?

Los indicadores de presión arterial, los termómetros y las jeringas de un solo uso son los artículos más comúnmente usados. Los monitores de azúcar en sangre son populares, al igual que los dispositivos de medición basados en papel.

Pero a muchas personas no les gustan los lectores de azúcar en la sangre porque requieren el drenaje de sangre. A pesar de que es solo una pequeña cantidad, les preocupa porque la mayoría apenas puede obtener suficiente nutrición en primer lugar. Es por eso que los residentes prefieren los dispositivos de medición en papel, que solo necesitan orina y se pueden procesar de forma gratuita en una farmacia si se tiene un certificado médico.

UMG: Si los residentes realmente usan estos dispositivos por sí mismos, esperarías que las ventas en los mercados fueran bastante buenas. ¿Puede decirnos sobre la oferta y la demanda de estos dispositivos médicos, y por qué las personas eligen tratarse a sí mismos en lugar de utilizar los hospitales?

Kang: El sistema de salud gratuito de Corea del Norte no está totalmente extinto; todavía existe de ciertas maneras. Los residentes pueden acceder a los hospitales, pero la calidad de la atención está directamente relacionada con el estado socioeconómico del paciente. Los funcionarios del partido, la élite interior y los ricos tienen acceso a los pocos buenos hospitales del país.

Este tipo de discriminación se produce de forma rutinaria en los hospitales más pequeños de todo el país. Entonces, las personas que no tienen dinero tienden a buscar medicinas y dispositivos en los mercados para poder tratarse a sí mismos.

UMG: ¿Puede decirnos los costos de algunos de estos dispositivos?

Kang: en la provincia de Pyongan del Sur, las jeringas desechables se venden por 700-1,000 KPW. Los termómetros se venden por 5,000 KPW. Los medidores de presión arterial hechos en China se venden por 130.200 KPW, mientras que las versiones de Corea del Norte se venden por 65.000 KPW.

El comercio chino-norcoreano está generando una afluencia de dispositivos médicos relativamente baratos. En el mercado Hyesan de la provincia de Ryanggang, los manómetros se venden a 120,500 KPW, y las jeringas desechables cuestan 500 KPW. Esto sigue una tendencia general: los productos cerca de la frontera tienden a ser menos costosos que en las regiones del interior, debido al costo del transporte y la prevalencia del contrabando.

UMG: ¿Es normal que los norcoreanos usen jeringas en sus casas?

Kang: Sí, cuando las personas están ocupadas, a menudo le piden a un vecino o a un miembro de su familia que los ayude en lugar de ir a un hospital. Viajar a un hospital, registrarse y realizar todos los procedimientos lleva mucho tiempo. Por lo tanto, es común pedirle a un familiar que lo ayude a administrar primeros auxilios.

La mayoría de las familias tienen un pequeñ almacén de medicina en casa. Entonces para ellos no es un gran problema darse una inyección o algún medicamento. Desde un punto de vista externo, o desde una perspectiva médica profesional, esto probablemente parezca un comportamiento peligroso, pero es una práctica común en el Norte. Por ejemplo, algunos desertores que se establecen en el sur incluso le dicen a sus médicos surcoreanos cuál creen que es su diagnóstico.

Gracias por contarnos sobre el sistema médico de Corea del Norte. Ahora, veremos los precios de mercado de esta semana.

01

Todos los precios se muestran en KPW y están vigentes al 21 de noviembre de 2017.