Por Elizabeth Shim
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.upi.com/Top_News/World-News/2017/10/20/Report-North-Korea-elites-being-deprived-of-rations/3301508504505/

20 de octubre (UPI) – Las élites de Corea del Norte ya no disfrutan de los repartos racionados por el estado en la comodidad de sus apartamentos en Pyongyang, y las fuertes sanciones de la ONU pueden ser las culpables.

Un ejecutivo norcoreano que viaja entre China y Corea del Norte dijo a Radio Free Asia que un “canal de distribución especial” reservado a las élites se ha cortado en Pyongyang.

“Hasta ahora, los ciudadanos de Pyongyang recibían raciones a través de la ‘oficina de ventas de alimentos’, pero después de las sanciones, la unidad de distribución se convirtió en una fábrica”, dijo la fuente de RFA.

Con el canal de distribución desaparecido, los residentes de Pyongyang no han podido recibir sus raciones, dijo la fuente.

Las fábricas que ya no están en funcionamiento son parte de la razón por la que las raciones no se distribuyen a los trabajadores de las fábricas, a los que se les paga con cupones de alimentos de Corea del Norte.

Mientras que el sistema de distribución de comida por parte del estado de Corea del Norte colapsó principalmente después de la hambruna de los años 90, el sistema había funcionado para las élites en Pyongyang y en otros lugares.

Esas élites están ahora “en estado de shock”.

Según la fuente de RFA, “había una corazonada de que las sanciones de la ONU a Corea del Norte tendrían un impacto significativo, pero no sabíamos que sería tan malo”.

Pero no todas las élites están teniendo problemas.

Las élites en los sectores de educación judicial, militar y científica de Corea del Norte continúan recibiendo raciones, mientras que a los que se encuentran en áreas administrativas y de bienestar social se les niega la suya, según la fuente.

Una segunda fuente en la provincia de Yanggang dijo que los agricultores y comerciantes independientes en las áreas rurales están “recibiendo una patada” al observar a los compañeros dependientes de raciones estatales vérselas muy mal por los recortes en los recursos.

El informe de los efectos de las sanciones llega en un momento en que Corea del Norte se está acercando a Australia, un aliado de Estados Unidos, con una carta que aborda las sanciones y condena al presidente Donald Trump .

La ministra de Relaciones Exteriores australiana, Julie Bishop, describió la carta como “sin precedentes” y dijo que era una señal de que las sanciones para frenar el programa nuclear están funcionando.

“Esta es la primera carta que podemos encontrar que cualquier ministro de exteriores australiano haya recibido de Corea del Norte… es una carta abierta, no es la forma que suelen comunicarse por todo el mundo”, dijo.