Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14773&cataId=nk01500

Fuentes en Corea del Norte informan que las autoridades están preparando otro impulso para recolectar arroz para las fuerzas armadas este otoño. Sin embargo, a diferencia de años anteriores, esta vez la orden se ha emitido al propio ejército. A los ciudadanos comunes se les asignó en el pasado la tarea de reunir estas provisiones, pero la responsabilidad este año ha recaído sobre los reclutas militares.

“El liderazgo militar dictó órdenes el mes pasado detallando las cuotas requeridas para ser recolectadas por la 12ª Corp. local. Estas órdenes incluyen montos que cubren cada división y brigada en toda la 12ª Corp, la cual debe ser recolectada y presentada a los líderes de la división en la próxima temporada”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang al Daily NK el 18 de octubre.

“Es bastante absurdo que el personal militar tenga que recoger estas provisiones por sí mismo. Y tales órdenes se dictaron en todas las provincias, cubriendo todas las divisiones militares en todo el país”.

La fuente dice que los soldados se están quejando del plan, especialmente teniendo en cuenta el fracaso del gobierno en la distribución de bienes, incluso a los militares en los últimos tiempos.

“¿Hay algún otro país en la Tierra que no alimente a sus propias fuerzas armadas? Pensé que se suponía que el ejército debía defender a nuestro país, pero en cambio nos están convirtiendo en un ejército de agricultores”, dijo un militar a la fuente.

El régimen norcoreano comenzó a enfatizar la importancia de alimentar a su ejército como una prioridad nacional después de la Gran Hambruna de mediados de los años 90. Kim Jong Il introdujo el concepto de songun (ideología militar), afirmando que “las fuerzas armadas de nuestra nación nunca deben pasar hambre”.

Los ciudadanos que a partir de entonces no aportaron la cuota requerida de arroz fueron excluidos de lo que quedaba del sistema de distribución estatal. Las organizaciones estatales también fueron movilizadas para recoger alimentos para el ejército, y aquellos que no cumplieron con los requisitos fueron despojados de su estado político y otros beneficios. Como resultado, muchos no tuvieron más remedio que comer mucho menos para contribuir con su cuota al estado.

Pero incluso estas provisiones fueron insuficientes para alimentar a todo el ejército. A mediados de la década de 2000, el gobierno esperaba resolver la escasez de alimentos al permitir que miembros militares cultivaran pequeños jardines privados para consumo personal. La reciente directiva, sin embargo, parece ser un intento de las autoridades para absorber algunas de estas acciones también.

Según una fuente en la provincia de North Hamgyong, los miembros militares se están quejando de que “deben comenzar la agricultura a gran escala desde el año próximo” para cumplir con estas nuevas demandas, llamando al plan simplemente otro “esquema gubernamental”.

* Traducido por Colin Zwirko

* Editado por Lee Farrand