Por Kim Ga Young
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14763&cataId=nk00100

Durante los últimos seis años en que Kim Jong Un ha estado en el poder, el régimen norcoreano ha incrementado de manera sistemática la vigilancia de la comunicación de teléfonos móviles y los cruces fronterizos, lo que ha tenido un impacto dramático en la probabilidad de una deserción exitosa del país. Los que logran cruzar los ríos Tumen o Yalu se enfrentan a las autoridades chinas y norcoreanas en China que cooperan para detener a los desertores. Solo después de escapar de China pueden comenzar a bajar la guardia.

Si son capturados y repatriados de vuelta a Corea del Norte, los desertores se enfrentan a severos castigos. Muchos de los atrapados se han visto obligados a tomar decisiones trágicas. Daily NK informa sobre algunas de estas historias, exponiendo las violaciones sistemáticas de los derechos humanos perpetradas por el régimen de Kim, ya que busca retener el control sobre el pueblo norcoreano.

001Una calle en la ciudad de Dandong, China, donde se encuentran muchos desertores después de cruzar la frontera. Imagen: Daily NK.

Las condiciones para los desertores que intentan abandonar el país continúan deteriorándose, en parte debido al fortalecimiento de los esfuerzos de vigilancia interna del gobierno chino. Funcionarios del Ministerio de Seguridad Popular de China (policía) han mejorado su capacidad para identificar y detener a los desertores norcoreanos que son transportados por intermediarios profesionales, que se ganan la vida guiándolos a través de la peligrosa región fronteriza de China. Algunos de los intermediarios másdeshonestos hacen poco para garantizar la seguridad de sus clientes, exponiéndolos a niveles crecientes de riesgo.

Luego del ascenso al poder de Kim Jong Un en 2011, el régimen lanzó una operación secreta para atacar a los intermediarios con sede en China. Esto ha hecho que las deserciones exitosas sean mucho más difíciles de lograr. Según fuentes internas, las autoridades norcoreanas se han centrado en cortar el vínculo entre los intermediarios en China y los norcoreanos con la esperanza de escapar.

Además, a partir de 2013, el gobierno de Xi Jinping comenzó a acelerar los esfuerzos de monitoreo interno en nombre de la estabilidad nacional. Por esta razón, muchos de los intermediarios originales comenzaron a retirar sus servicios a partir de 2014.

Como resultado, algunos de los intermediarios que consideraban su trabajo como una “misión de rescate” para desertores no tenían más remedio que esconderse mientras la probabilidad de arresto comenzaba a dispararse.

Ahora que los llamados intermediarios “veteranos” se han ido, los “novatos” han llegado para tomar sus lugares. Muchas de las detenciones y repatriaciones ocurridas durante el año pasado ocurrieron con estos nuevos intermediarios , quienes carecen de la experiencia necesaria para evitar ser detectados. A medida que más de estos intermediarios oportunistas ingresan al mercado, la deserción exitosa se convierte en un resultado cada vez más improbable.

Algunos intermediarios , con el objetivo de maximizar las ganancias, están teniando más clientes de los que pueden gestionar de manera adecuada.

Los intermediarios históricamente han transportado de dos a tres personas a la vez por razones de seguridad, pero ahora hay intermediarios que llevan grupos de hasta doce a quince. Según testimonios de intermediarios experimentados, es probable que el transporte de más de diez desertores atraiga la atención del Ministerio de Seguridad Popular de China, sin importar cuán bien disfrazados estén.

Un experto con experiencia como intermediario dijo a Daily NK: “Los intermediarios experimentados se preocuparon y dejaron de trabajar cuando las autoridades chinas incrementaron su vigilancia. En su lugar, los ciudadanos chinos y desertores comenzaron a llenar la demanda de intermediarios en busca de ganancias. En este momento, aproximadamente la mitad de los intermediarios que trabajan en China no tienen mucha experiencia en ayudar a los desertores norcoreanos. Es similar a la trata de personas”.

002Las condiciones continúan deteriorándose para los norcoreanos que esperan abandonar el país, en parte debido al fortalecimiento de la vigilancia por parte del gobierno chino. Imagen: Daily NK.

Los intermediarios mienten y los desertores guardan secretos

A medida que la competencia se calienta entre los intermediarios, las prácticas dudosas están aumentando. Algunos intermediarios no informan a las familias (surcoreanas) de sus clientes si son arrestados por la policía china y repatriados a Corea del Norte. Tales incidentes impactan en sus perspectivas comerciales, por lo que muchos intermediarios mantienen estos eventos en secreto.

“Algunos intermediarios solo se preocupan si sus clientes son atrapados por el hecho de que han perdido un cliente. Dicen que están ayudando a los desertores, pero luego, cuando ocurre un incidente, son rápidos para esquivar la culpa y evitar la responsabilidad “, dijo una fuente cercana a los asuntos norcoreanos.

Se sabe que algunos intermediarios veteranos son generosos y reciben algunos de sus honorarios de iglesias o grupos misioneros. Pero incluso estos veteranos son conocidos por esconder deliberadamente los arrestos para seguir recibiendo apoyo financiero, según fuentes internas.

Uno de esos intermediarios veteranos, el Sr. Kim (seudónimo), recibe suficiente dinero para contratar locales en China para ayudar a trasladar a los desertores.

Durante el año pasado, los intermediarios locales del Sr. Kim en China sufrieron numerosos episodios durante el año pasado en donde la policía china detuvo a sus clientes. Sin embargo, las iglesias y los grupos de ayuda que patrocinaban las operaciones del Sr. Kim no fueron notificados en ese momento. Las familias (en Corea del Sur) también son notificadas tarde, y solo cuando sus familiares pueden estar en peligro de ser repatriados.

Una fuente con información sobre el Sr. Kim le dijo a Daily NK, “Mr. Kim opera una misión y recibe el apoyo de iglesias y misiones en el país. Con este dinero, él emplea locales chinos para trasladar a desertores a lugares específicos en momentos específicos. Lo primero que el Sr. Kim les dice a los agentes locales es que cuelguen una pancarta alrededor del cuello del desertor que diga ‘Gracias’ y toman una foto. Estas fotos se envían a los promotores económicos”, dijo a Daily NK una fuente con información sobre el Sr. Kim.

“El problema es que después de tomar esta foto, el Sr. Kim tiene poca preocupación en cuanto a si estos desertores pueden escaparse con seguridad de China o no. Los intermediarios locales incluso enviarán un informe al Sr. Kim diciendo que su trabajo está completo ya que los desertores son cargados en vehículos policiales chinos después de ser arrestados. Muchas veces, las iglesias y las misiones patrocinadoras del Sr. Kim no prestan suficiente atención a si los desertores pudieron o no llegar hasta Corea del Sur o no”.

Se sabe que los desertores guiados por intermediarios bajo la dirección del Sr. Kim fueron detenidos regularmente por oficiales del Ministerio de Seguridad Pública de China.

“El mes pasado, ocho desertores guiados por un intermediario en la red del Sr. Kim fueron detenidos en la provincia de Yunnan, ciudad de Kunming. El Sr. Kim no alertó a sus familias sobre esto hasta mucho más tarde. A medida que aumentaban las críticas de las familias, el Sr. Kim respondió: “Actualmente estoy intentando salvarlas”, pero ha evitado asumir cualquier responsabilidad real. Su objetivo principal es evitar la responsabilidad para que su negocio pueda continuar”, concluyó la fuente.

* Editado por Lee Farrand