Por Kim Chung Yeol
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14767&cataId=nk01500

Un número cada vez mayor de norcoreanos sufre los efectos de la inseguridad alimentaria y la malnutrición, según fuentes internas que hablaron con Daily NK. Un rumor circula en las provincias de Ryanggang y North Hamgyong de que se ha visto el cuerpo de alguien que murió de hambre cerca de la estación de tren en la ciudad de Hyesan.

“Más de un puñado de personas se presentaron y dijeron que vieron el cadáver de alguien que murió de hambre cerca de la estación de tren de Hyesan. La situación de los alimentos fue relativamente buena durante los últimos años, por lo que es una pena que volvamos a las circunstancias terribles tan repentinamente”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang a Daily NK.

Una fuente de la provincia de North Hamgyong informó de manera similar que “un rumor circula por el mercado que se descubrió un cuerpo fallecido por hambruna. Hay tanta gente hablando de eso que se ve como un hecho”.

La fuente agregó que la credibilidad de los rumores es alta, diciendo: “Hubo una grave sequía a principios de año en las provincias de Hamgyong del Norte y del Sur y en la provincia de Ryanggang. La cosecha de maíz y arroz no alcanzó sus objetivos, lo que representa aproximadamente la mitad del volumen producido el año pasado “.

“El año pasado, las provincias de Hamgyong y Ryanggang del Norte y del Sur soportaron una avalancha de proporciones épicas y este año hubo una sequía, por lo que la situación agrícola en ambas regiones es pobre. Además, debido a las sanciones, ha sido más difícil obtener diferentes tipos de fertilizantes necesarios para la agricultura, por lo que esto ha exacerbado el daño”, continuó.

La situación está llevando a las personas a tomar medidas desesperadas. A fines de septiembre, un pequeño grupo de guardias fronterizos norcoreanos, ubicados en la provincia de North Hamgyong, cruzaron la frontera china a altas horas de la noche para robar grano. Los residentes ordinarios están comenzando a imitar el comportamiento, cruzando la frontera ellos mismos para saquear comida.

“Hasta el final del año pasado no fue tan malo, pero este año es diferente. La gente no tiene nada para comer, por lo que están dispuestos a cruzar el río para robar comida de los chinos. Si esto sigue así de mal como hasta ahora, es probable que más personas se mueran de hambre a medida que pasa el tiempo”, dijo la fuente de la provincia de Hamgyong del norte.

Para empeorar las cosas, el costo del maíz, un alimento básico para la mayoría de los norcoreanos, ha aumentado 900 KPW en comparación con el año pasado, y ahora se está vendiendo a 2.800 KPW por kilogramo. El costo del arroz también es inestable, lo que complica aún más la seguridad alimentaria de los residentes.

Las autoridades norcoreanas no han ofrecido ninguna solución al deterioro de la situación alimentaria, sino que se han centrado en consolidar los recursos financieros del régimen. El sistema de distribución pública colapsó en la década de 1990, lo que provocó una hambruna generalizada. Hoy en día, el régimen opta por invertir sus fondos en misiles y desarrollo nuclear, lo que afecta a toda la población.

“Los residentes norcoreanos que trabajan en granjas colectivas no pueden participar adecuadamente en la economía de mercado, por lo que cuando la cosecha no resulta bien, su supervivencia se pone en peligro”. No se han promulgado políticas para abordar el problema, como liberar las reservas de grano de las tiendas militares”, dijo la fuente de la provincia de Ryanggang.

* Editado por Lee Farrand