Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14757&cataId=nk01500

[Imagen superior: Las autoridades norcoreanas están aplicando una nueva ley que exige que todos los propietarios de vehículos vuelvan a registrarse y compre nuevas matrículas. Imagen: Daily NK]

Las autoridades norcoreanas comenzaron las medidas para volver a registrar todos los vehículos y motocicletas en el país a fines del año pasado, ordenando que se modifiquen también todas las matrículas. Si bien parece que la transición está a punto de completarse, las fuentes han informado a Daily NK que las nuevas matrículas deben comprarse en moneda china, en lugar de Won norcoreano. Están aumentando las acusaciones de que el régimen está tratando de extraer divisas de su propia gente a raíz de las sanciones internacionales.

“La mayoría de los vehículos han cambiado las antiguas placas a las nuevas como parte de las medidas del gobierno para volver a registrar los vehículos de motor”, informó una fuente en la provincia de Ryanggang a Daily NK el 10 de octubre.

Como se ve en la foto de arriba, las nuevas placas son azules con letras blancas, mientras que las placas antiguas eran blancas con letras negras.

Pero la transición no se está recibiendo bien entre la población. La reinscripción obligatoria se aplica en todo el país, y los vehículos que aún no han cumplido están siendo detenidos en puestos de guardia en las principales carreteras interurbanas. Los comerciantes y comerciantes que se ganan la vida transportando artículos en todo el país se quejan de que no les queda más remedio que “aguantarse” y pagar.

Con el gobierno cobrando 114 RMB por las nuevas placas (aproximadamente 17 dólares USD), la fuente describió la medida como “el régimen reconoce abiertamente que la moneda nacional no tiene valor”.

Otros funcionarios lo ven como una oportunidad para extraer tarifas adicionales. Los oficiales de policía del distrito a cargo de los registros de vehículos de motor han adjuntado espontáneamente una tarifa estatal de 200 RMB (aproximadamente 30 dólares USD) a la transacción, así como la opción de pagar 300 RMB (45 USD) por un servicio más rápido.

Los ciudadanos ahora se están quejando abiertamente de la orden, diciendo que “el gobierno está explotando a la gente y nos trata como clientes ingenuos”. El sentimiento público continúa en contra del régimen luego del nuevo movimiento, aunque las autoridades insisten en que la medida es “mejorar la visibilidad” de las matrículas.

Las autoridades también están usando intensas tensiones con los EE. UU. Como otra excusa. “Están tratando de justificar la necesidad de cambiar las matrículas al afirmar que las placas deben ser más visibles ya que los vehículos deben comenzar a funcionar principalmente por la noche para evitar ataques de EE. UU. Y Corea del Sur, pero esto es ridículo”, dijo la fuente.

Pero a raíz de la corriente de importaciones de vehículos ilegales que comenzó a principios de la década de 2000, otros postulan que el gobierno está tratando de reafirmar el control en una nueva era de propiedad de automóviles privados de facto.

Las autoridades parecen estar terminando sus esfuerzos para volver a registrar todos los vehículos y hacer cumplir la compra de nuevas placas, dijo una fuente independiente en la provincia de Ryanggang, y señaló que “el gobierno ha levantado más obstáculos a quienes han estado usando vehículos no registrados, evitando pasar por los puestos de control y continuar así su negocio”.

* Traducido por Colin Zwirko

* Editado por Lee Farrand