Por Kim Chung Yeol
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14748&cataId=nk01500

[Imagen superior: A medida que China comenzó a imponer una aplicación más estricta de las importaciones procedentes de Corea del Norte, los vehículos chinos comenzaron a hacer frente a largas colas antes de pasar la oficina aduanera en Provincia de Hamgyong del Norte, Wonjong-ri. De archivo: Daily NK; el 15 de agosto de 2017.]

La ciudad norcoreana de Rason, ubicada en la provincia de Hamgyong del Norte, solía ser sede de la bulliciosa colaboración comercial y empresarial entre entidades chinas y norcoreanas. Pero ahora que las sanciones internacionales han comenzado a morder, la región está sintiendo el dolor. El ambiente que rodea Chuseok, que es una fiesta alegre que marca el festival de la cosecha coreana, ha sido amortiguada este año.

Un comerciante chino con experiencia en hacer negocios en Rason dijo a Daily NK: “La región económica especial de Rajin-Sonbong solía traer grandes cantidades de fondos a través del comercio pesquero con China, pero las sanciones consecutivas dirigidas a Joseon [Corea del Norte] ha cambiado el lugar en un lugar triste “.

Según el comerciante, la mayoría de los comerciantes chinos que habían operado plantas de procesamiento de pescado en la zona se han ido. Los gerentes de negocios chinos que controlan las fábricas textiles y de costura también están saliendo del país, incapaces de soportar las difíciles condiciones por más tiempo.

Además, debido al aumento de los precios de la gasolina, los vehículos operados por los chinos en Corea del Norte también han desaparecido sin dejar rastro. Según informes, el Ministerio de Seguridad del Estado de Corea del Norte exigía sobornos de gasolina a los comerciantes chinos.

El comerciante continuó: -Los oficiales de tráfico de Joseon se están acercando a los empresarios chinos, diciendo: “Me aseguraré de facilitarte las cosas si me traes un radar de velocidad y una linterna”. A medida que la economía se deteriora en la región de Rason, parece que estos oficiales ya no están siendo abastecidos con el equipo que necesitan”.

El mercado de Rason está experimentando dificultades similares. En el caso del mercado pesquero, los comerciantes norcoreanos tienen dificultad para encontrar clientes que se alinearon el año pasado. Decenas de personas que trabajaban en las fábricas de procesamiento de pescado y textiles habían perdido sus empleos. Debido a estos tiempos difíciles, se ve menos gente en los mercados para comprar alimentos y productos para las vacaciones de la cosecha.

“Una mujer de veintitantos años que solía ir a la zona de Rason regularmente para trabajar como camarera de restaurantes ahora se puede ver usando la misma ropa se le ve deprimida. Ella dijo que han reducido su salario, por lo que ni siquiera tiene dinero para comprar ropa nueva, es casi invierno y ella está preocupada de que no pueda pagar una chaqueta adecuada'”, dijo otra fuente en la región a Daily NK.

“Los camareros reciben un salario mensual de alrededor de 150 RMB (alrededor de 22,50 dólares). Eso apenas es suficiente para comprar comida. No es difícil encontrarse con norcoreanos que luchan por sobrevivir de esta manera”.

Comparativamente hablando, el Área Económica Especial de Rason todavía está bien. A sólo 50 kilómetros de distancia, la situación es más grave. Un residente de la provincia de Hamgyong del Norte dijo: “Yo vivo con unos 50 RMB por mes (alrededor de 7,50 dólares). A primera hora de la mañana y tarde por la noche, voy caminando recogiendo espigas.”