Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14728&cataId=nk01500

Las autoridades de Corea del Norte han estado reforzando su monitoreo del uso de teléfonos móviles chinos cerca de las regiones fronterizas. Se ha informado recientemente que dos residentes de la ciudad de Hoeryong (provincia de Hamgyong del Norte) han sido arrestados con cargos.

“A principios de septiembre, dos residentes de las áreas de Namundong y Subukdong de la ciudad de Hoeryong fueron detenidos volviendo de la montaña después de hacer llamadas a familiares en Corea del Sur acechados por los agentes del MSS (Ministerio de Seguridad del Estado)”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong al Daily NK el 18 de septiembre.

“Los residentes fueron captados con detectores de ondas de radio mientras hacían llamadas telefónicas en una montaña cerca de la ciudad de Hoeryong, y actualmente están siendo interrogados en la unidad de MSS de Hoeryong”, dijo la fuente.

Según la fuente, el interrogador los está acusando de hacer llamadas al NIS (Servicio Nacional de Inteligencia) de Corea del Sur, basado en el hecho de que la voz registrada de la persona que llama tiene un acento surcoreano.

Afortunadamente, la conversación registrada sólo reveló discusiones sobre los medios de subsistencia, y no hubo indicios de descontento hacia el sistema. Por lo tanto, parece que el acusado puede ser capaz de evitar un castigo severo.

Sin embargo, el investigador del MSS habría solicitado indirectamente dinero como soborno, diciendo: “Usted ha cometido solamente crímenes menores, así que si no lo pone dificil te podremos liberar pronto.”

“A medida que el MSS ha intensificado las medidas de represión contra las personas que hacen llamadas al mundo exterior (es decir, a Corea del Sur, a China), ha habido menos personas tratando de hacerlo, reduciendo las oportunidades para que los agentes del MSS ganen dinero. Los agentes están implícitamente pidiendo sobornos mediante el uso de amenazas hacia los residentes “, dijo una fuente diferente en la provincia de Hamgyong del Norte, y agregó que aunque los agentes del MSS a veces son indulgentes a cambio de sobornos, parece que el número de residentes haciendo llamadas al exterior el mundo seguirá disminuyendo.

“Después de que la orden de Kim Jong Un para ‘eliminar a los usuarios de teléfonos móviles chinos’ fuera transmitida el año pasado, los agentes de MSS están monitoreando cada conversación telefónica usando radiolocalizadores alemanes. Así que hacer llamadas de teléfono de Corea del Norte será cada vez más difícil.”

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand