Por Elizabeth Shim
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.upi.com/Top_News/World-News/2017/09/19/Hundreds-of-North-Korea-defectors-missing-in-South-Seoul-says/7311505826987<

Más de 800 desertores norcoreanos están desaparecidos, o su paradero es desconocido, según Seúl.

La última recolección de datos del ministerio de unificación de Corea del Sur indica que más de 30.000 norcoreanos que se han reasentado en el sur, un total de 886 desertores han desaparecido, informó News 1 el martes.

El número de desertores cuya dirección o información de contacto ya no está a disposición del gobierno surcoreano ha ido subiendo lentamente desde 2013, cuando por primera vez el número de desertores desaparecidos superó los 800.

En 2014 y 2015, ese número aumentó a 815, saltando a 888 en 2016 y 886 en julio de 2017.

A la gran mayoría de los desertores no pudieron ser localizados porque se habían trasladado al extranjero.

En 2015, más del 80 por ciento de los desertores “desaparecidos”, sin dirección física, se habían marchado al extranjero, dejando el restante en el país, incluyendo algunas personas detenidas en prisiones surcoreanas, según el legislador Park Joo-sun, diputado nacional.

En su declaración al parlamento surcoreano, el ministerio de unificación declaró que actualmente no hay ningún procedimiento que requiera que los norcoreanos reasentados, que son ciudadanos surcoreanos naturalizados, den su dirección en el extranjero.

Sólo 53 norcoreanos están registrados como inmigrantes con pasaportes surcoreanos desde 2014, dijo el ministerio.

Los casos de re-deserción, o volver al norte después del reasentamiento, son raros.

Pero ese número es ahora de hasta cinco personas desde 2013.

Los cinco re-desertores usaron una ruta que pasa por China para regresar a su país de origen, según Seúl.

El ministerio de unificación dijo de los re-desertores, cuatro regresaron porque eran “incapaces de ajustarse socialmente” a la vida en el Sur. Uno volvió de la preocupación por la familia que había dejado atrás.

Los cinco desertores están acusados ​​de violar la ley anticomunista de seguridad nacional de Corea del Sur. Si son detenidos, podrían enfrentar una pena máxima de 3 años y 6 meses de prisión.

Park dijo que se debe hacer más para enfrentar las dificultades en la experiencia de los desertores sociales en su nuevo país.