Por Seol Song Ah
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14656&cataId=nk01500

Las autoridades norcoreanas siguen celebrando el lanzamiento exitoso del ICBM Hwasong-14 del 27 de julio. El régimen ha anunciado el evento a través de los medios de comunicación estatales con afirmaciones de que la nación aislada es ahora un “poder global de misiles” y que los residentes están jubilosos. Sin embargo, fuentes internas informan que pocos residentes están dando la bienvenida a las noticias.

Las autoridades han movilizado equipos de lugareños para celebrar el éxito de sus lanzamientos de misiles, pero muchos de los residentes movilizados son secretamente críticos del régimen.

“Tras la noticia de que el régimen lanzó misiles dos veces en julio, los locales están criticando al régimen, preguntando:” ¿De dónde sacó el dinero? “. Se sienten cada vez más desilusionados por el régimen de Kim Jong Un que gasta más dinero en el desarrollo de misiles que en mejorar sus medios de vida”, dijo una fuente en la provincia de Pyongan al Daily NK el 1 de agosto.

“Todo el mundo es consciente de que cada vez que el régimen lanza un misil, las sanciones económicas la seguirán. No hay nada que celebrar para los ciudadanos.En un principio, los residentes estaban orgullosos del régimen al oponerse abiertamente a los EE.UU. con el desarrollo nuclear y misiles. El sentimiento anti-estadounidense se ha debilitado mientras que el respeto al régimen ha caído a plomo”.

Según la fuente, la mayoría de los residentes que se movilizan para las conferencias estatales para celebrar el lanzamiento exitoso están preocupados por el aumento de las sanciones y el aislamiento internacional. Además, muchos esperan más sufrimiento mientras el régimen mantenga su beligerancia.

“El Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) respondió con sensatez tras un evento de celebración para un exitoso lanzamiento de misiles en el pasado. El año pasado, un residente en la provincia de Pyongan del Norte fue investigado por el MSS porque dijeron descuidadamente que ´Los poderes mundiales ya tenía misiles a finales de 1950, pero hemos empezado a desarrollarlos mientras bebíamos´”, dijo una fuente independiente en la provincia norcoreana de Pyongan.

“La gente sigue muriendo de hambre y hay huérfanos sin hogar en las calles, así que, naturalmente, los residentes están resentidos por tener que celebrar un lanzamiento de misiles. También son cautelosos con el aumento de los pagos obligatorios a la inminban (unidad del pueblo, una forma de vigilancia del vecindario) que seguramente cotinuarán”, agregó, aunque se dice que estos pagos son para “proyectos de construcción”, se entiende que se utilizan para apoyar el desarrollo nuclear y de misiles del país.

En particular, como Corea del Norte se ha opuesto públicamente a los informes de los medios de Corea del Sur de que “Corea del Norte desperdició varios años de fondos de provisión de alimentos en el desarrollo de misiles”, el descontento entre los residentes ha aumentado.

“Las autoridades no publican los costos de desarrollo nuclear y de misiles, pero al ver los informes del Rodong Sinmun, la gente asume que la prueba habría costado cientos de millones de dólares”, explicó.

Sin embargo, también hay algunos residentes que genuinamente se sienten orgullosos, pensando que Corea del Norte se ha convertido en una potencia nuclear. Tales individuos residen principalmente en áreas rurales donde la información externa es rara. Algunos residentes en las regiones rurales creen la propaganda del régimen con devoción casi fanática.

En cuanto a esto, un desertor de alto rango de Corea del Norte dijo bajo condición de anonimato: “La población rural es obstinada en creer la propaganda del régimen. La estrategia de Corea del Norte es bloquear la información y mantener a su gente ignorante, por lo que Corea del Sur y la comunidad internacional deben buscar continuamente nuevas formas de comunicarse con el pueblo norcoreano “.

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand