Por Kim Myong-song
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.chosun.com/site/data/html_dir/2017/07/24/2017072401298.html

Una familia norcoreana de cinco miembros, incluido un ex alto funcionario del Partido de los Trabajadores, se suicidaron la semana pasada después de que fueran atrapados por la policía china y se enfrentaran a la deportación hacia el Norte. Se dirigían a Corea del Sur.

La activista Kim Hee-tae dijo el domingo a Chosun Ilbo: “Quince desertores que estaban en camino a Corea del Sur fueron capturados por la policía en la provincia china de Yunnan hace una semana”.

“Se suicidaron tomando veneno después de que fueran llevados a Shenyang, provincia de Liaoning hace tres días y se enfrentaran a la deportación a Corea del Norte”, añadió. Eran un oficial de más de 50 años de una agencia regional del Partido de los Trabajadores, su esposa, su hijo y sus dos hijas.

“Justo después de que fueron capturados en Yunnan, trataron de sobornar su salida a través de un agente local, pero una vez que fueron llevados a Shenyang, probablemente perdieron la esperanza y se suicidaron”, especuló Kim.

El Ministerio de Relaciones Exteriores en Seúl declinó confirmar la historia.

Mientras tanto, China parece agredir más agresivamente a los refugiados del Norte. Veintisiete desertores que se dirigían a Corea del Sur fueron arrestados en Yunnan solo en julio. Otros cinco fueron capturados en Guangxi cerca de la frontera con Vietnam y 11 en la provincia de Jilin, según una fuente.