Por Josue de Juan

Me hace mucha gracia ver a los defensores del gobierno dictatorial de Corea del Norte echar espumarajos por la boca cuando ven que se les acaba el chiringuito propagandístico. Intentando creerse expertos en Corea del Norte, informadores de un país llamado el Reino Ermitaño que emite unilateralmente y de pensamiento único lo que ocurre dentro del país, donde la oposición política no solamente está prohibida sino castigada en campos de prisión políticos. Como no hay libertad de prensa, la maquinaria propagandística está al servicio y controlada por el Estado, donde se crea, se edita y manipula la información. Como no hay acceso a Internet, la información proviene de un solo canal, el mismo Estado y Gobierno.

El caso más reciente de manipulación informativa y propagandística en Corea del Norte ha sido el de Thae Yong Ho, ex embajador de la embajada norcoreana en UK, insultos como “escoria humana” y “criminal” y acusaciones de ser prófugo de la justicia norcoreana por crímenes como malversación de fondos, filtración de secretos y violaciones a menores son acusaciones que normalmente el Estado lanza contra desertores que alcanzan notoriedad mundial, obviamente estas acusaciones son totalmente falsas, incluso usan y abusan de sus familiares para que ofrezcan falsos testimonios contra ellos. ¿Cómo sabemos que esto es así? Porque las mismas afirmaciones de sus propios familiares en la CNN son la tónica propagandśtica de insulto y de acusaciones que promueve el mismo gobierno norcoreano. Una entrevista organizada por el gobierno norcoreano con los familiares del ex-embajador es notable no sólo la grave manipulación, sino el uso de su familia que continúa en ese país para difundir la propaganda. Su familia “dice” que ha ´deshonrado a la familia´, que es ´escoria putrefacta… no es ni siquiera un animal´.

Este tipo de términos, como traidor, escoria, traficante, abusador, etc., son la tónica presente en todas las acusaciones que el gobierno lanza contra los desertores, otras como estar pagado por el servicio secreto surcoreano, ser títere surcoreano, trabajar para la CIA, ser actriz surcoreana, abusador de menores, etc., han sido lanzados contra Yeonmi Park y su familia y contra Shin Dong-hyuk, usando incluso a sus familiares para que “digan” que no es cierto lo que ellos relatan sobre sus vivencias en Corea del Norte y que viven felices bajo el amor del Mariscal Kim Jong Un. Digo que “digan” porque sus familiares están secuestrados y les dictan el guión que tienen que decir ante las cámaras, son presos políticos usados y abusados por la propaganda del gobierno norcoreano (como ha ocurrido con el reciente secuestro de una desertora en la frontera sino-coreana mientras ayudaba a desertar a otros )

Se ha dicho que Shin Dong-hyuk se ha retractado de su historia, totalmente falso, lo que relató es solo una infima parte de lo que años mas tarde tuvo que dar testimonio, de que fue él el culpable de haber llevado a su hermano y a su madre a un pelotón de fusilamiento. Hay que leer su testimonio para saber lo que realmente ocurrió y no acudir a fanáticos del comunismo

El gobierno norcoreano y su idea Juche es un fracaso desde su creación, es la ideología de los fracasados (su base es el comunismo), no solo no funciona sino que fue creada para mantener una casta a expensas de un pueblo empobrecido y matado de hambre que se ha cansado de ser abusado, intimidado y mentido por el gobierno que se supone que debería protegerlos contra la maldad, pero que la maldad proviene de sus mismos dirigentes, el pueblo ha cambiado, los mercados libres, el capitalismo y las empresas privadas están barriendo Corea del Norte, el gobierno norcoreano va a caer dentro de poco, y también la careta de los propagandistas hispanohablantes que defienden a un gobierno no muy diferente, sino peor, al gobierno nazi.