Según un estudio de una organización surcoreana, las condenas a muerte en Corea del Norte se producen por delitos como robos menores, prostitución o contrabando de productos

Leer en La Vanguardia