Por Kim Ga Young
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14605&cataId=nk01500

Inversores chinos y rusos de la Zona Económica Especial en Rason de la provincia de Hamgyong del Norte se están iendo de Corea del Norte. Se dice que la causa raíz del fenómeno es las políticas inconsistentes del gobierno norcoreano.

Rason, considerado un símbolo de la reforma y apertura de Corea del Norte, ha estado buscando activamente inversión extranjera, aunque fuentes de la región dicen que ahora se ve como una “ciudad fantasma” y ha perdido signos de su vitalidad anterior. Los inversores extranjeros han dejado de visitar la ciudad, y se dice que las empresas extranjeras existentes se están retirando de forma alarmante.

“Las empresas chinas de Rason quieren irse, citando prácticas inaceptables del gobierno, algunas empresas rusas se han retirado de la ciudad dejando algunas zonas a medio construir, dándose cuenta de que no pueden esperar beneficios tras invertir en la ciudad”, dijo una fuente del norte de la provincia de Hamgyong al Daily NK.

“Los inversores chinos solían movilizar sus propios vehículos para transportar mercancías a la ciudad, pero ahora estas prácticas están desapareciendo, y desde hace tiempo Rason ha sido considerado como una inversión arriesgada por parte de inversores extranjeros”.

Según una fuente independiente en la provincia de Hamgyong del norte, la ciudad de Rason ha perdido su credibilidad hacia los inversores extranjeros debido a la estafa repetitiva por los negocios e instituciones norcoreanos. Se sabe que las entidades norcoreanas insisten en que no se cumplieron las condiciones que antes no se mencionaban en los contratos, o que proporcionan varias excusas para no remitir el dinero que se ha ganado.

“Algunas empresas extranjeras han salido de la ciudad rápidamente, sin ni siquiera intentar recaudar sus beneficios de inversión con ellos, creyendo que es una pérdida de tiempo. Deben haber concluido que deben irse antes de perder aún más”, dijo.

“Algunos inversores privados chinos aún no han recibido ninguna de sus ganancias porque creían que sus contrapartes norcoreanas cumplirían con sus promesas de remitir el dinero. A pesar de esto, algunas inversores privados de pequeñas y medianas empresas parece no querer salir de la ciudad de momento.”

El gobierno norcoreano ha emitido recientemente una nueva demanda a las empresas extranjeras y a inversores privados en la ciudad de Rason. En los últimos días, el Ministerio de Seguridad del Estado [MSS] ha solicitado que las empresas chinas y los inversores que provean de combustible para los vehículos, ya que el precio de la gasolina en la ciudad se ha disparado.

Según los datos recopilados por las fuentes de Daily NK, el precio de la gasolina en la ciudad fue de 6 RMB por litro hasta hace sólo unas semanas, pero sigue siendo inferior a 10 RMB. No se han visto vehículos en la ciudad durante algún tiempo, ya que la mayoría de los residentes no pueden permitirse el lujo de rellenar los depósitos de sus coches.

“Como los precios no están mostrando ningún signo de descenso, el MSS ha pedido directamente a los inversores extranjeros en la ciudad que proporciones combustible para sus vehículos. Los inversores extranjeros no tienen más remedio que obedecer, ya que es esencial para mantener buenas relaciones con el gobierno norcoreano”, explicó una fuente en Rason.

“Los inversores extranjeros están cansados ​​de las ridículas demandas de Corea del Norte y están diciendo que nunca volverán a invertir en Corea del Norte, incluso los residentes locales están diciendo que la ciudad está siendo abandonada”.

Daily NK informó recientemente que Mangyongbong, el buque de carga y pasajeros entre Rason y Vladivostok, ha comenzado las operaciones, pero no parece ser popular entre los turistas extranjeros.

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand