Por Jieun Kim
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.rfa.org/english/news/korea/restaurants-06232017142823.html

[Imagen superior: Las anfitrionas de Corea del Norte esperan a los clientes en la entrada de un restaurante norcoreano en la ciudad fronteriza de Dandong, una foto de archivo. AFP]

Los restaurantes de Corea del Norte en la provincia de Shandong, en el este de China, se están replegando en medio de una caída en los negocios de clientes surcoreanos y chinos, que según fuentes, evitan los establecimientos norcoreanos de comida debido a las continuas tensiones políticas en la región.

Las fuentes dijeron al Servicio Coreano de RFA que los puestos de los restaurantes de Corea del Norte en la ciudad de Shandong en Qingdao es representativo de una tendencia más amplia en toda China, ya que los restaurantes – ya conocidos por los altos precios, la mala comida y el entretenimiento medio – se han visto frustrados para atraer clientes por la política exterior beligerante de Pyongyang.

Una fuente de Qingdao, que habló con RFA bajo condición de anonimato, dijo que todos los restaurantes norcoreanos en el distrito de Chengyang de la ciudad habían cerrado recientemente, a pesar de que el área era el hogar de una próspera Ciudad coreana con una gran población étnica coreana.

“Muchos restaurantes norcoreanos -no sólo en Qingdao, sino también en otras áreas [en China] – sufren de bajas ventas porque no tienen clientes”, dijo la fuente sobre los establecimientos, que son una fuente clave para ingresar moneda extranjera para el régimen de Kim Jong Un en medio de sanciones internacionales sobre el desarrollo de Pyongyang de su programa de armas nucleares.

Y mientras las tensiones han surgido entre Corea del Sur y China sobre el despliegue del sistema de misiles anti-balísticos THAAD del ejército estadounidense en marzo, “los restaurantes [sur] coreanos de Qingdao continúan floreciendo”, dijo.

“Hay docenas de restaurantes [surcoreanos] coreanos en la Ciudad de Corea en Qingdao”, dijo la fuente.

“Había tres restaurantes norcoreanos, pero cerraron porque no tenían clientes”.

Según la fuente, hay varias teorías que circulan acerca de por qué los restaurantes han cerrado en Qingdao, pero la evaluación prevaleciente es que “Corea del Norte continúa realizando experimentos nucleares, a pesar de las sanciones internacionales, y está causando que la gente los vea con desprecio.”

Corea del Norte detonó su quinto dispositivo nuclear en septiembre del año pasado y recientemente probó lo que se cree es un motor de misiles balísticos intercontinental el jueves, según funcionarios estadounidenses.

La fuente reconoció que “los menús demasiado caros” podrían ser parcialmente responsables de la desaceleración en los negocios.

“En comparación con los restaurantes chinos y surcoreanos de esa zona, la calidad y el sabor de su comida es bastante decepcionante”, dijo.

Y aunque los restaurantes ofrecen entretenimiento, incluyendo el baile y el canto de jóvenes mujeres norcoreanas, la fuente dijo que no es suficiente para hacer que los clientes vuelvan.

“Sólo cantan canciones de Corea del Norte, así que un par de visitas pueden ser suficientes”, dijo.

Caída de clientes

Una fuente chino-coreana de la provincia de Jilin, cerca de la frontera con Corea del Norte, dijo a RFA que se sorprendió al encontrar todos los restaurantes norcoreanos de Qingdao cerrados durante una reciente visita a la ciudad.

“Los restaurantes estaban funcionando el año pasado pero todos están cerrados ahora”, dijo la fuente, que también pidió permanecer en el anonimato.

“El negocio de restaurantes de Corea del Norte en Qingdao estaba bien en la misma época del año pasado”, dijo.

“Oí que los restaurantes cerraron hace poco, porque los clientes, incluidos los turistas surcoreanos, dejaron de venir”.

Las fuentes dijeron a RFA que a menos que Corea del Norte reevalúe su política exterior, los restaurantes restantes del país en China seguramente se enfrentarán con dificultades financieras.

Los restaurantes de ciudades chinas como Shenyang y Dandong, cerca de la frontera con Corea del Norte, también sufrieron recesiones el año pasado mientras los norcoreanos que trabajaban en el comercio transfronterizo comenzaban a evitarlos, temiendo que agentes del régimen los vigilaran y supervisaran sus movimientos. .

Varios restaurantes norcoreanos han formado empresas conjuntas con empresarios chinos o con el propietario del edificio del restaurante en un intento de evitar el cierre por no pagar el alquiler en medio de la caída de las ventas.

Negocio en declive

Informes recientes sugieren que los restaurantes norcoreanos en países del sudeste asiático -como Camboya, Vietnam y Tailandia- también experimentan un declive en los negocios.

En febrero, un residente surcoreano de Camboya dijo a RFA que un restaurante norcoreano que operaba cerca del famoso templo del templo de Angkor Wat había cerrado mientras que otro tenía dificultades por mantenerse a flote tras el fortalecimiento de las sanciones de la ONU para restringir los programas nucleares y de misiles de Pyongyang .

Hasta ocho restaurantes norcoreanos operaban en Camboya a finales de 2015, pero sólo cuatro se cree que todavía están en el negocio, dijo la fuente en ese momento.

A pesar de ser una fuente principal de divisas para el gobierno de Corea del Norte, el número de restaurantes norcoreanos está disminuyendo a nivel mundial. Los 130 restaurantes norcoreanos conocidos que operan en el extranjero generan unos 10 millones de dólares anuales, según estimaciones de Corea del Sur.

Un creciente cuerpo de sanciones impuestas a Corea del Norte por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha hecho más difícil que los restaurantes devuelvan los fondos al gobierno de Kim Jong Un.

Funcionarios de derechos humanos de la ONU también han comenzado a mirar con lupa los abusos laborales cometidos por Corea del Norte al despachar a sus ciudadanos alrededor del mundo a trabajar como esclavos para ingresar divisas para el régimen.

En abril del año pasado, un restaurante norcoreano en la ciudad portuaria de Ningbo, en el este de China, fue titular internacional cuando 13 miembros del personal se escaparon a Corea del Sur para buscar asilo, una deserción masiva que Pyongyang condenó como un “horrible” secuestro de agentes de Seúl.

Reportado por Jieun Kim para el Servicio Coreano de RFA. Traducido por Leejin Jun. Escrito en inglés por Joshua Lipes.