Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?cataId=nk01500&num=14570

Cuatro mujeres de entre 30 y 40 años han sido arrestadas por usar teléfonos móviles chinos en la ciudad de Hoeryong, provincia de Hamgyong del Norte. Las autoridades norcoreanas están interrogando a las mujeres, bajo acusaciones de que han estado comunicándose secretamente con Corea del Sur.

El departamento de anti-espionaje del Ministerio de Seguridad del Estado de Hoeryong, encargado de identificar elementos anti-régimen y críticos del régimen, ha arrestado a usuarios de teléfonos móviles chinos como parte de una campaña sistemática de represión. Cuatro personas ya han sido arrestadas desde principios de junio.

“Las cuatro mujeres jóvenes de 30 y 40 años que fueron arrestadas por el MSS mientras hacían llamadas internacionales no habían sido usuarios telefónicos a largo plazo, lo que demuestra que las autoridades están tratando de dar el ejemplo castigando incluso a los usuarios más recientes” dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del norte a DailyNK el 14 de junio.

“El departamento de anti-espionaje está llevando a cabo la investigación, alegando que estas mujeres son culpables de comunicarse secretamente con Corea del Sur. Los agentes son probablemente plenamente conscientes de que las mujeres son sólo intermediarios que facilitan las transferencias de dinero entre Corea del Norte y Corea del Sur. Los denunció como agentes de espionaje para reforzar su lista de logros “.

La detención de usuarios de teléfonos móviles es una práctica rutinaria que se usa para prevenir las deserciones y la fuga de información interna al mundo exterior. Las autoridades norcoreanas creen que al bloquear la fuga de información por parte de los residentes en las zonas fronterizas, se pueden evitar problemas futuros.

Kim Jong Un emitió órdenes en mayo del año pasado para tratar a los usuarios de teléfonos móviles chinos como traidores. La orden declaró que ‘aquellos que se confirman que han hecho una llamada a Corea del Sur pueden ser ejecutados inmediatamente’, inculcando inicialmente el miedo entre los residentes.

Pero las órdenes han, desde entonces, denigrado en un “medio de extorsionar dinero” por agentes en las regiones fronterizas.

“Cuando se dictan las instrucciones centrales, lo primero que hacen los funcionarios es pensar en maneras de usarlos para extorsionar dinero. A pesar de que la autoridad del MSS se ha reducido desde la purga de Kim Won Hong, los agentes siguen extorsionando a los residentes por razones absurdas”, agregó una fuente en la provincia de Ryanggang.

“Al principio, los agentes amenazan a la gente diciendo que serán inmediatamente llevados a campos de prisión política, y después con demandas directas de sobornos.” Los agentes dan parte de los sobornos que reciben a sus superiores como parte del proceso. Así que hay muchas personas que les hacen sufrir bajo acusaciones falsas como las cuatro mujeres arrestadas esta vez “.

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand