Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14526&cataId=nk01500

Desde finales del año pasado, el régimen de Corea del Norte ha aumentado en un 75 por ciento la tasa impositiva de la tierra que impone a los residentes y enfureció a los residentes, muchos de los cuales consideran que estas parcelas son una parte valiosa de su sistema de subsistencia.

Corea del Norte no tiene oficialmente un sistema de impuestos, después de que fue abolido con mucha fanfarria en la década de 1970; sin embargo, Corea del Norte comenzó a cobrar impuestos sobre la tierra a principios de los años 2000. Desde entonces, el régimen ha elevado levemente la tasa, pero se mantuvo alrededor de 40 KPW (aproximadamente 0,005 USD) por pyeong (1 pyeong = aproximadamente 1,8 metros cuadrados). El año pasado, sin embargo, el precio subió considerablemente a 70 KPW / pyeong.

“La tasa de impuestos a la tierra repentinamente subió 30 KPW a finales del año pasado”, dijo una fuente interna de la provincia de Hamgyong del Norte durante una llamada telefónica con Daily NK el 19 de mayo. “Las autoridades han iniciado un cobro adicional esta primavera dirigida a los residentes Que no pudieron pagar la cuota de uso del suelo del año pasado”.

“La diferencia de precio podría no parecer muy significativa a primera vista, pero para los residentes que tienen una gran cantidad de tierra, esta es una cantidad significativa”, añadió. “Digamos que tengo 1.000 pyeong de tierra. Eso significa que de repente he descubierto que tengo que pagar 30.000 KPW (~ 3.75 USD) “.

Al precio actual, 30.000 KPW es suficiente para comprar unos 6 kg de arroz en el mercado. Para la mayoría de los residentes, esto es una suma significativa.

De acuerdo con la fuente, para los residentes que están luchando, el desarrollo ha llegado como malas noticias particularmente, provocando duras quejas en el sentido de: “No tengo ninguna semilla, y no he sido capaz de cultivar, así que ¿por qué me están cobrando por mi tierra?”. Algunos se han negado a pagar el impuesto.

Cuando se trata de entender por qué las autoridades han aumentado súbitamente el impuesto a la tierra, los observadores creen que el régimen está recurriendo a su propia población como fuente de ingresos, ya que las sanciones internacionales han dificultado que Pyongyang gane divisas extranjeras. Esta medida ha hecho la vida aún más difícil para la gente común en Corea del Norte.

“Algunos residentes que han sido ahogados por el aumento del impuesto a la tierra han criticado al régimen, preguntando, ‘¿Cómo es esto diferente de la agricultura arrendataria? Ellos [las autoridades] deberían avergonzarse. Ellos difunden propaganda alardeando que Corea del Norte es un estado libre de impuestos”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang.

“Los residentes que tienen acceso regular a información externa sienten que el régimen está compensando el daño que se está haciendo por las sanciones internacionales, explotándonos como la solución”.

* Editado por Lee Farrand