Traducido por Josué de Juan
Fuente http://www.asiapress.org/rimjin-gang/report/%ef%bc%9cphoto-report-on-north-korea%ef%bc%9e-starving-peoples-army-mother-concerns-conscripted-son/

[Imagen superior: Soldado demacrado recoge granos de maíz que robó en un campo de maíz. (ASIA PRESS)]

Los dos hijos de un amigo surcoreano se unieron al ejército. El período de servicio es de dos años. Al mirar las fotos tomadas en el momento de visitar a sus hijos en el ejército, los padres parecen estar mucho más encantados que sus hijos, porque la familia nunca ha estado separada por tanto tiempo.

¿Qué pasa en Corea del Norte? El hijo de nuestra reportera en el Norte, Choi Ok (nombre falso), se unió al ejército hace dos años. Justo después de graduarse en una escuela secundaria, se unió al ejército a la edad de 17 años y fue asignado a una tropa estacionada cerca de la DMZ (Zona Desmilitarizada) en la provincia de Hwanghae del Norte.

Visitó a su hijo en el ejército cuando empezó a preocuparse demasiado. La tensión que rodea la península coreana se acumula mientras el régimen de Kim Jong-un repite las pruebas de la bomba nuclear y las pruebas lanzamiento de misiles. Sin embargo, lo que realmente le preocupa no es el estallido de la guerra. Está ansiosa acerca de si su hijo puede estar muriendose de hambre en el ejército.

Desnutrición generalizada en el Ejército Popular desde 1980

La señora Choi dijo: “No estoy segura de si podré verlo, pero les pido que entreguen el dinero (a mi hijo). Sería un gran problema si no lo hago”. No es inusual ver a los jóvenes ser lisiados debido a la desnutrición después de unirse al ejército.

Se sabe que el Ejército Popular de Corea del Norte tiene más de 1 millón de miembros. Es el 5 por ciento de toda su población, lo que equivale a 6,5 ​​millones de personas si fuera Japón. Fue a finales de los años 80 desde que la desnutrición en el ejército se ha generalizado. El gobierno no podía permitirse el lujo de alimentar a una enorme fuerza militar debido al empeoramiento de la capacidad económica. Además de la escasez absoluta de suministro de alimentos por parte del gobierno, oficiales corruptos en el ejército malversaron los suministros. Como resultado, la malnutrición entre los soldados de bajo rango se hizo frecuente.

ASIA PRESS ha investigado la situación alimentaria del Ejército Popular durante los últimos 8 años con reporteros informantes dentro de Corea del Norte. Si bien hay tropas con suficiente suministro de alimentos, un gran número de tropas proporcionan a sus soldados un puñado de granos de maíz, docenas de patatas de tamaño del pulgar y sopa de sal para una comida. Incluso un suboficial respondió que la mitad de los soldados de su tropa sufrían de desnutrición.

Después de que el hijo de la Sra. Choi se uniera al ejército, se añadió un año más al período de servicio existente, lo que significa 11 años para hombres y 7 años para mujeres soldado. La razón para extender el período es porque el régimen tiene dificultades para reclutar soldados. Corea del Norte había experimentado un grave caos social y hambre desde mediados de los años noventa, lo que provocó, por hambre, la muerte masiva de niños, incluidos los lactantes. Si sobrevivían tenían una pobre constitución física. Además, no querían dar a luz debido a las duras condiciones de vida.

La mayoría de los soldados en Corea del Norte son los de la generación del hambre hoy. La escasez de soldados se reemplaza con la extensión del período de servicio y reclutamiento de mujeres soldado.

El hijo de la Sra. Choi será dado de alta a la edad de 28 años. Debe soportar el hambre en el ejército durante su preciosa juventud sin estudiar o salir. La señora Choi tampoco puede evitar soportar ese período de diez años, preocupándose por su querido hijo todos los días.