Autor: David Souel

Inmediatamente tras la sucesión de Kim Jong Un subió al escenario por primera vez la banda Moranbong, que se ha convertido en el grupo más popular del país. Sorprendieron en su primer concierto con minifaldas, guitarras eléctricas y bailarines disfrazados de Mickey Mouse y Winnie de Pooh, lo nunca visto antes en Corea del Norte. ¿Qué nos puede decir este fenómeno musical sobre la situación política y cultural del país?

La propaganda norcoreana nos resulta tan llamativa porque no intenta disimular lo más mínimo sus intenciones. No hay lugar para sutilezas, cuando el gobierno norcoreano quiere hacer llegar un mensaje a la población lo hace alto y claro.

006
«SIN ÉL NO PODEMOS VIVIR» [그이 없이 못살아] Portada del periódico Rodong Sinmun el 21 de diciembre del 2013 . En youtube puede verse el videoclip de la KCTV.

Pero la propaganda debe ser interestante para ser verdaderamente efectiva. No hay recurso más poderoso para ello que la música. En primer lugar la música no agota, se puede crear en infinitas combinaciones, y una buena canción puede escucharse repetidas veces sin que llegue a cansar. Además la música consigue provocar una reacción emocional poderosa tanto en adultos como en niños. Así se consigue que toda una población tararée o se repita en silencio, por gusto propio, los eslóganes propagandísticos incluídos en las letras.

El gobierno norcoreano conoce bien el poder de la música. Los grandes acontecimientos políticos en Corea del Norte vienen siempre acompañados de una canción, y las baladas románticas a los líderes son las únicas canciones de amor que se publican. La mayor parte de la programación de la televisión estatal consiste en videoclips o programas musicales de temas propagandísticos (aquí se puede ver el único canal en directo, si entras probablemente te encuentres algo relacionado con la música). Está incluso grabado en la constitución: «el Estado induce a los escritores y artistas a crear obras de alto valor ideológico». En estas canciones podemos escuchar con total transparencia el mensaje que el gobierno trata de imbuir en la población.

Por ejemplo, los medios estatales retransmitieron el siguiente concierto en memoria de Kim Jong Il un mes después de su muerte en diciembre del 2011. Con una orquesta militar y un coro con la flor Kimjongilia de fondo, la cantante entona con gran emoción esta balada al General.

베푸는 사랑 고마워
따르며 운명 맡기고
이끄는 령도 위대해
받들어 한몸 바치네
장군님 떠나 못살아
꿈에도 그리워 찾는
이것이 흠모이런가
이것이 흠모이런가

장군님 뜻과 정으로
숨결을 이으며 사는
이것이 내 삶이여라
이것이 내 삶이여라

Agradecidos por el amor que nos profesa
le seguimos y le confiamos nuestro destino.
Ante la genialidad de su liderazgo
nos consagramos a su defensa
Al no poder vivir sin él
en nuestros sueños le anhelamos
Tanta es la admiración
Tanta es la admiración

El General se desvivió por el pueblo
dedicó cada momento, cada respiración
Ser como él es mi deseo
Ser como él es mi deseo

El General es amor y bondad. Esa es la mayor diferencia del culto al líder en Corea del Norte frente a los demás casos socialistas. Stalin no era amor y bondad, era el «hombre de acero». Mao era apreciado por su supuesta genialidad teórica. Pero en Corea del Norte es el amor del líder la pieza central en la propaganda. El líder suele ser representado afable, sonríente, rodeado de su pueblo, cuidándolos como un padre –de hecho, como una madre– y preocupándose por ellos hasta en los más mínimos detalles. «Su amplia sonrisa llena de amor permanecerá aunque transcurran miles de años», reza esta balada dedicada al difunto Kim Il Sung.

002
Kim Il Sung irradiando felicidad (Peter Noever/MAK, 2012)

Esto se puede ver muy bien también en la siguiente balada del 2012, dedicada esta vez a su descendiente, el recién incorporado al poder Mariscal Kim Jong Un.

«Tu bondad es la razón que hace sentir cálido el mundo / Tu sabiduría es la razón por la que nuestro futuro brilla más que nunca / Nuestro destino y nuestra felicidad, Mariscal, se deben a ti», entona maravillosamente la cantante con un traje militar e imágenes del líder sonriente de fondo. Nada nuevo en cuanto a contenido respecto a su padre y su abuelo.

Sin embargo se nota un cambio radical en la forma: ha pasado tan solo un año pero la escenificación es mucho más moderna. El grupo, llamado Moranbong y creado por iniciativa de Kim Jong Un ese mismo año (2012), lo conforman exclusivamente mujeres jóvenes, enjoyadas y con la falda por encima de la rodilla, algo desconocido hasta entonces en la conservadora Corea del Norte. El grupo debutó con una serie de conciertos con una escenificación repentinamente modernizada y un despliegue de tecnología al que los norcoreanos no estaban acostumbrados.

한없이 소중한 조국도,
너와 나 모두의 행복도.
열심히 배우고 배울 때, 빛이 납니다
배우자 배우자, 내 나라의 위해.
배우자 배우자, 앞날을 위해.
우리의 식으로 락원꾸리자.
Nada es más valioso que nuestra patria,
la patria es nuestra felicidad, tuya y mía.
Cada momento de estudio, la patria florece.
¡Estudia! ¡Estudia! ¡Por nuestra patria!
¡Estudia! ¡Estudia! ¡Por el futuro!
Creando a nuestro estilo el paraíso.

Sin duda lo más llamativo fue la aparición de Mickey Mouse y otros personajes del archienemigo EEUU en el escenario durante su primer concierto, en el que la banda interpretó un medley de canciones Disney. Estos personajes son conocidos entre los niños norcoreanos ya que aparecen en la ropa, mochilas y lápices importados de China, pero es la primera vez que protagonizan un espectáculo en la televisión estatal.

Este lavado de imagen de la propaganda se debe a varios factores. El primero de ellos es la necesidad del gobierno de asentar la legitimidad de un nuevo líder joven, inexperto y prácticamente desconocido para la población.

Kim Jong Un había sido un completo desconocido para el pueblo hasta apenas unos meses antes de la repentina muerte de su padre. Las primeras imágenes suyas no aparecieron hasta el 28 de septiembre de 2010, el mismo día que fue nombrado sucesor. Para más muestra, Cao de Benós, a quien los medios españoles entrevistan y llaman «el representante de Corea del Norte en Occidente», dijo aquí, apenas unos días antes de la sucesión, que Kim Jong Un probablemente sea una invención de la prensa occidental.

Incluso los dictadores necesitan algún tipo de legitimización, y los norcoreanos no son autómatas sin criterio. No basta una editorial del periódico oficial anunciando un nuevo líder para que estos automáticamente le veneren. Saben que su país tiene graves problemas que requieren soluciones. Kim Jong Un debe construir una justificación que legitimice su poder. Gran parte de esa legitimización se basa en la promesa del cambio, de la modernización y la mejora en la calidad de vida de los norcoreanos bajo su mandato, algo que ya había comenzado en los últimos años de su padre y que se ha visto acelerado desde su muerte.

003
«¡UN CAMBIO DECISIVO  EN LA CALIDAD DE VIDA DEL PUEBLO!»[인민생활에서 결정적 전환을] Propaganda en Pyongyang (Moravius, 2010)

Morangbong forma parte de esta promesa de modernización, y es una útil herramienta de propaganda en vista de su éxito. Analicemos un par de canciones para ver de qué manera se utiliza la música de Moranbong para controlar la opinión pública y legitimar al nuevo líder.

«Iremos al Monte Paektu» [가리라 백두산으로], publicada en 2015, es una canción que insiste en la continuidad del nuevo líder con sus predecesores. Sin ningún tipo de experiencia política o militar, la única credencial de Kim Jong Un es la de su línea de sangre. Por eso ha adoptado el peinado y la forma de vestir de su abuelo, con el cual guarda un gran parecido físico. De la misma manera, la propaganda ha renovado el énfasis en el «linaje del Paektu». El Paektu es el monte sagrado del régimen, donde Kim Il Sung organizó la resistencia anti-japonesa y donde la propaganda asegura que nació Kim Jong Il. «Es inconmovible la convicción revolucionaria del partido, el ejército y el pueblo de Corea de continuar de generación en generación la revolución coreana con el linaje sanguíneo del monte Paektu» (KCNA, 2014).

한생토록 가리라
대를 이어 가리라
백두산 백두산
내 마음의 고향에
당을 따라 끝까지
갈 영광의 길에
필승의 넋을 주는
태양의 성산
A lo largo de nuestra vida iremos,
generación tras generación iremos.
Monte Paektu, Monte Paektu
allí se encuentra mi corazón.
Caminano hacia la gloria,
siguiendo hasta el fin la dirección del Partido.
Nos imbuye el espíritu de la victoria,
la montaña sagrada del Sol [Kim Il Sung]

La música jugó también un papel fundamental en torno al mayor acontecimiento político desde la toma de poder de Kim Jong Un: la purga y ejecución en 2013 de Jang Song Taek, su tío y mentor, hasta entonces considerado el segundo hombre más poderoso del régimen.

Bajo el mandato de Kim Jong Il, Jang había adquirido poco a poco puestos de gran autoridad en el sector administrativo, y durante los primeros años de Kim Jong Un actuó como regente de facto. Esta situación provocó una pequeña lucha de poder. Los medios norcoreanos señalan que Jang había mostrado desaprobación por la sucesión hereditaria y estaba tratando de monopolizar el control económico del país, lo cual es muy posible. En diciembre de 2013 fue acusado de intentar llevar a cabo un golpe de estado.

Su purga y ejecución fue altamente publicitada, una demostración de poder de Kim Jong Un y una advertencia contra cualquier posible desafío a la autoridad absoluta del nuevo líder.

004
«Jang cometió el imperdonable crimen traidor de obstaculizar de una manera u otra el problema de sucesión de la dirección… Nuestro ejército y pueblo no perdonarán jamás a los que quieran sustituir el linaje del Paektu por algún individuo rehusando la dirección única del Mariscal Kim Jong Un y desafiando a su autoridad absoluta» (KCNA, 13 diciembre 2013)

La noticia de la purga fue acompañada por la publicación de la canción que debía marcar la respuesta popular a la ejecución: «Te seguiremos únicamente a ti» [우리는 당신밖에 모른다]. Publicada en el periódico estatal junto a la noticia de la purga, la canción debía ser cantada con entusiasmo en lugares de trabajo y colegios.

이 조선 이끄는 힘 억세다
인민의 운명을 한몸에 안고
우리가 바라는 꿈과 리상
모두 다 꽃펴주실 분
위대한 김정은 동지
우리는 당신밖에 모른다
위대한 김정은 동지
당신께 충실하리라
Él es la fuerza motriz de Corea
Auna el destino del pueblo en su seno
Sus ideas son nuestros sueños y aspiraciones,
de donde florecen todas las flores
¡Gran camarada Kim Jong Un!
¡Te seguiremos únicamente a ti!
¡Gran camarada Kim Jong Un!
¡Seremos fieles únicamente a ti!

La banda Morabong interpretó su versión en este concierto del 2014, con un despliegue de rayos láser verdes apuntando al público y fuegos artificiales disparados desde el suelo. Estos recursos no solo son entretenidos, también refuerzan la imagen de avance tecnológico que Kim Jong Un quiere dar.

Antes hablábamos de la actualización reciente de la forma de la propaganda musical. Junto a la necesidad de consolidar la legitimización del nuevo líder, esta actualización se debe también a otro factor, quizás el más importante: la infiltración de la cultura popular extranjera, sobre todo del Sur. Desde principios de los años 2000 existe un creciente tráfico de DVDs, USBs y tarjetas SD a través de la frontera con China. Gracias al abataramiento de los aparatos de reproducción y a la facilidad de copiar y transportar el material digital, muchos norcoreanos tienen acceso a música, series de televisión y películas surcoreanas en su mismo idioma, que no solo son enormemente entretenidas y atractivas sino que además les permiten ver la realidad exterior que la propaganda les intenta ocultar.

Se estima que la mayoría de los norcoreanos han tenido contacto con material extranjero. Por supuesto, su consumo está terminantemente prohibido. El régimen comprende que estas infiltraciones supone una amenaza y especialmente en los últimos años ha tratado de suprimirlas con brutalidad. Pero eso es solo una cara de la moneda. Al mismo tiempo, el gobierno reacciona intentando absorber las nuevas tendencias para utilizarlas a su favor. La banda Moranbong es parte de este intento.005

Moranbong en concierto (AP Photo/Jon Chol Jin, 2014)

Aunque la banda recuerda en algunos aspectos a los grupos femeninos de K-Pop, se cuida de no alejarse mucho del espíritu colectivista norcoreano. No ha vuelto a repertirse ningún experimento similar al de Mickey Mouse de su primer concierto, y si bien en un principio existía cierta diferenciación entre sus miembros, no tardó en unificarse el look de las componentes hasta el punto en que cualquier muestra de individualidad desaparece. Los coloridos vestidos cortos de lentejuelas han dado paso al uniforme militar, y los cortes de pelo se han uniformado hasta ser prácticamente idénticos. Las coreografías siguen siendo conservadoras, más evocativas de las bandas de los años 60 que de cualquier actuación de K-Pop actual, y las canciones suelen ser cantadas al unísono.

La banda, con su aura extranjera aun tocando las marchas militares de toda la vida, logró rápidamente gran popularidad. Las canciones están realmente logradas y son musicalmente interesantes. Además son fáciles de escuchar y pegadizas. Todas sin excepción tratan del sacrificio por la patria, la obediencia a la autoridad y el inconmensurable amor del líder.

Para concluir, otra canción en memoria de Kim Jong Il, donde la misma cantante que en 2011 vestía un austero joseon-ot aparece ahora en un concierto del 2012 con los hombros descubiertos, exuberantes joyas, y una pantalla de fondo. A pesar de este cambio de imagen, que promete una era de prosperidad y modernización bajo la dirección del nuevo líder, el contenido se mantiene inamovible.

내 이 사랑 다 아는가 장군님 사랑
내 집 앞방에도 당신의 사랑
내 집 뒤방에도 당신의 사랑
눈물이 말라버린 늙은 이 몸도
고마움에 울고 웁니다
아 – 김정일장군이시여
사랑의 화신이시여
Ahora me doy cuenta: El General es amor
Su amor, en el salón de nuestra casa
Su amor, en el dormitorio de nuestra casa
Una lágrima recorre mi cuerpo
Lloro en gratitud por haberme dado cuenta.
Oh – General Kim Jong Il
La encarnación del amor.